Despliega el menú
Sociedad

TRÁFICO/ARAGÓN

El Gobierno intenta frenar las muertes en las carreteras tras el "terriblemente malo" verano pasado

La Delegación del Gobierno en Aragón ha puesto en marcha una campaña con la que pretenden concienciar a los jóvenes de la necesidad de elegir a un conductor que no beba alcohol y así pueda llevar al coche cuando se desplacen a las fiestas patronales de las diferentes localidades de la Comunidad.

La campaña, que ya ha alcanzado su quinta edición, lleva el lema 'Esta ronda la conduzco yo, tengamos la fiesta en paz', un mensaje que quieren hacer llegar a todos los conductores, pero especialmente a los más jóvenes, ya que son ellos los que más salen por la noche coincidiendo con las fiestas que estos días se celebran en los pueblos.

El delegado del Gobierno en Aragón, Javier Fernández, el presidente de la Federación Aragonesa de Municipios, Comarcas y Provincias, Salvador Plana, y la responsable de Stop Accidentes, Dolores Bernal, han presentado hoy esta campaña que fomenta la existencia de un "conductor alternativo".

Fernández ha recalcado que el 40 por ciento de los conductores fallecidos el año pasado en accidentes de tráfico habían consumido alcohol, y por eso ha animado a los ciudadanos a no subir al coche de alguien que pretende conducir a pesar de no estar en condiciones para hacerlo.

Ha recordado que en Aragón hubo tres años en los que no falleció nadie en las carreteras durante el verano, pero ha lamentado que esa tendencia se ha roto, ya que en 2008 murieron 26 personas en los meses de julio y agosto. Fue "un año terriblemente malo", ha insistido.

Esta campaña tiene una primera fase en la que se quiere hacer un llamamiento a la prudencia y lanzar el mensaje de que si se bebe que no se conduzca, pero una segunda fase se traslada a las carreteras aragonesas, donde habrá numerosos controles de alcoholemia, sobre todo a la entrada y salida de las localidades en fiestas.

Demasiados riesgos

Según datos de la Dirección General de Tráfico, consumir bebidas alcohólicas multiplica por nueve el riesgo de sufrir un accidente de circulación, que se producen, en el 70 por ciento de los casos, en trayectos cortos, a veces inferiores a 15 kilómetros, y son precisamente los jóvenes de entre 18 y 25 años los que más realizan este tipo de desplazamientos en verano.

El cartel que se ha editado para este año es obra del diseñador aragonés Raúl Soria, y en él puede verse a un joven sonriente que sostiene en la mano un etilómetro que marca 0.00, delante de un coche y en un ambiente festivo.

Plana ha hecho hincapié en que este mensaje siempre es necesario, teniendo en cuenta que cada año se incorporan nuevos conductores, y ha querido lanzar un mensaje optimista al opinar que cada vez más personas se conciencian con que el alcohol y la conducción son incompatibles.

Sobre este asunto, Bernal ha dicho que aunque es cierto que las cifras de positivo han bajado, todavía hay muchos conductores que beben y es una de las causas que provoca más accidentes.

Desde comienzos de año y hasta el 8 de julio, 44 personas han perdido la vida en Aragón en accidentes de tráfico frente a las 60 del pasado año en estas fechas y nueve han resultado heridas graves frente a las 24 de 2008.

Por otra parte, Fernández se ha referido a los últimos accidentes ocurridos en la N-II y ha asegurado que el Gobierno ha aumentado la señalización en las zonas donde se están desarrollando obras y ha limitado asimismo las horas en que se trabaja en determinados tramos, con el objetivo de evitar accidentes.

No obstante, ha pedido prudencia a los conductores, máxime cuando llegan a una zona de obras, en la que siempre hay más riesgo.

Etiquetas