Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

LEY DEL ABORTO

El Gobierno defiende el debate sin dogmas para lograr con diálogo la ley del aborto

La vicepresidenta primera de Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ha asegurado que el Ejecutivo abre un debate "tranquilo, sereno, sin dogmas ni posiciones previas" para elaborar un nueva ley del aborto con "diálogo y respeto" a todas las opiniones.

"Estamos comenzando a trabajar y sentando las bases para hacerlo bien, en la forma, en el procedimiento y en el resultado para dar la mejor ley posible con diálogo y acuerdo, respetando las posiciones de quienes puedan no estar de acuerdo", ha destacado la vicepresidenta en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

Ha subrayado que la nueva ley tendrá dos objetivos: que las mujeres que decidan interrumpir su embarazo y los profesionales que las atienden se sientan "seguros" y que en la nueva norma quede "meridianamente claro" en qué condiciones las mujeres pueden abortar y en cuáles no.

La vicepresidenta también ha señalado que la ley mejorará las condiciones en las que se realizan las interrupciones del embarazo, que existirá "más igualdad en todo el territorio" y que en ella se recogerán "los mayores avances que se hayan podido producir en el ámbito de la legislación comparada".

Ha afirmado que la política del Gobierno es "promover la maternidad responsable" y regular la interrupción voluntaria del embarazo de forma "garantista" y de acuerdo a la Constitución.

Preguntada sobre si la nueva normativa será una ley de plazos -que permite a la mujer abortar hasta una semana determinada de gestación sin justificación-, la vicepresidenta no ha querido pronunciarse porque el trabajo sobre contenido de la ley "acaba de comenzar".

"Si necesitamos o no una ley de plazos o supuestos es algo que deben determinar los expertos y finalmente decidir las Cortes", ha apuntado tras reconocer que el debate que se abre es "complejo" y que requiere también "soluciones complejas".

De la Vega ha recordado que el comité de expertos constituido ayer y al que ha deseado un trabajo "productivo y enriquecedor" redactará en seis meses una serie de recomendaciones con vistas al futuro texto, una labor que desarrollará en paralelo una subcomisión parlamentaria cuya creación ha sido solicitada por el grupo socialista en el Congreso de los Diputados.

En esta subcomisión de Igualdad comparecerán otros muchos expertos designados por los grupos parlamentarios para garantizar la "pluralidad", ha añadido la vicepresidenta quien ha subrayado que con todas las aportaciones de ambos foros de discusión el Gobierno ofrecerá al Parlamento "un texto de partida" en medio año.

"Esta nueva ley debe garantizar mejor los derechos de las mujeres que deciden legalmente con arreglo a lo que la ley disponga, así como los derechos de los médicos", ha insistido De la Vega tras lo cual ha recordado que la actual normativa, vigente desde 1985, ha sido en algunos aspectos "superada por los acontecimientos".

"En este tiempo se ha comprobado que algunos de los términos pueden ser considerados ambiguos de manera que la interpretación puede ser distinta, no adecuada para la finalidad de la ley o distinta en función de las comunidades autónomas".

Etiquetas