Despliega el menú
Sociedad

MEDIO AMBIENTE

El Gobierno busca reducir las emisiones del transporte en dos años para acercarse a Kioto

Reducir las emisiones contaminantes de un sector, el del transporte, que genera el 25% de los gases de efecto invernadero es el objetivo inmediato del Gobierno para cumplir con el Protocolo de Kioto, ahora que los últimos datos reflejan un ligero repunte de los vertidos de dióxido de carbono en un 1,8%.

La política consensuada por la Comisión Delegada para el Cambio Climático, presidida por la vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega, consiste en preparar una estrategia de movilidad sostenible con actuaciones concretas en el campo del transporte por carretera, ferrocarril, aéreo nacional y navegación de crucero, que afectaría a distintos niveles administrativos.

Con ello se pretende llevar a cabo iniciativas en los ámbitos del transporte interurbano, áreas metropolitanas, movilidad urbana, normativa y promoción de de medios de transporte limpios y eficaces. Algunas de las propuestas destacan precisamente por la modernización de la flota de vehículos públicos -tanto oficiales como de viajeros-, incentivos a los más eficientes en el marco del Plan Vive o la creación de itinerarios ferroviarios preferentes para mercancías.

Otro campo prioritario es el de la edificación sostenible mediante el desarrollo del Código Técnico de la Edificación, que supondrá un ahorro energético de entre el 30 y el 40% y una reducción de las emisiones de CO2 superiores al 50% en cada vivienda nueva o rehabilitada de modo integral. Una medida legal concreta se refiere a las instalaciones térmicas, con la subvención de energías renovables. Para ello se ha aprobado un presupuesto de 2.500 millones a través de créditos oficiales.

El tercer sector con mayor potencial de disminución de emisiones en España, el de la sostenibilidad energética, tendrá un marco normativo en la Ley de Ahorro y Eficiencia Energética y de Energías Renovables, que vigilará la actividad de los diferentes sectores productivos y fijará los objetivos mínimos que marque Bruselas.

Residuos y bosques

El resto de actuaciones se centran en la gestión de residuos urbanos y estiércoles (ha experimentado un crecimiento del 73% desde 1990), la política forestal (plantación de 45 millones de árboles a partir de 2009) y en el capítulo de la Innovación la creación de un Centro Tecnológico de Renovables para evaluar los avances y la opinión de los expertos.

Los ministerios directamente afectados por este paquete de medidas para combatir el cambio climático son el de Exteriores y Cooperación, Fomento, Educación y Política Social, Industria, Vivienda, Innovación y Medio Ambiente, Rural y Marino. Así como una decena de secretarias de Estado.

Este plan para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero se une al de medidas urgentes aprobadas para el periodo 2008-2012. Ambas estrategias buscan acercase al objetivo de Kioto, que, hasta la fecha, deja a España en mal lugar, al superar en casi 33 puntos el tope marcado para dentro de cuatro años, según el cual sólo de debería emitir un 15% más de CO2 que en 1990.

Etiquetas