Despliega el menú
Sociedad

VIOLENCIA DOMÉSTICA

El fiscal dice que la víctima de Alovera tenía protección al vivir con un militar

El fiscal superior de Castilla-La Mancha, José Martínez Jiménez, ha dicho que la mujer asesinada el pasado jueves en Alovera por su ex marido, un militar anteriormente denunciado por malos tratos, tenía "un grado de protección importante", pues vivía con otro militar. Martínez, en declaraciones a los periodistas ha opinado que, "si bien la víctima no estaba suficientemente protegida, porque si lo hubiera estado estaría viva", sí tenía un grado de protección importante, "la que le brindaba como mínimo la presencia de su compañero sentimental, que era también un militar de graduación, de más graduación que su agresor".

El Consejo General del Poder Judicial investiga lo ocurrido en este caso, en el que también murió el actual compañero sentimental de la mujer, Sylvina Jannette Bassari, cuyo abogado ha manifestado que había denunciado en seis ocasiones incumplimientos de la orden de alejamiento sin que el juzgado de Torrejón de Ardoz (Madrid) competente en el caso tomara ninguna medida.

El fiscal superior ha considerado "aventurado" hablar de errores judiciales, aunque ha apuntado la necesidad de reflexionar sobre las medidas cautelares de protección, como el alejamiento, "que muchas veces no se cumple", la teleasistencia, pues en ocasiones no hay tiempo para que funcione o la vigilancia policial, que obligaría a un incremento "desmesurado" de las plantillas policiales.

A su juicio, la situación lleva a reflexionar sobre "si el único camino que nos queda es aumentar las posibilidades de decretar prisión preventiva", aunque ha advertido del "riesgo que supone establecer medidas que en ocasiones pueden ser desproporcionadas con la gravedad de los hechos que se juzgan".

Etiquetas