Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

FUTUROS CONDUCTORES

El examen teórico de conducir se realizará por ordenador desde el mes de diciembre

Los futuros conductores podrán hacer pruebas de autoevaluación y conocer las notas que han obtenido a través de Internet.

El cuadernillo de papel y el bolígrafo en el examen teórico de circulación tienen las horas contadas. A partir de diciembre, los futuros conductores se sentarán ante un ordenador con pantalla táctil -similar a las que se utilizan para sacar dinero de los cajeros automáticos- para realizar la prueba. El nuevo sistema permitirá, además, elaborar en cada sesión un examen diferente para cada alumno. También se habilitará la posibilidad de practicar desde casa cuantos veces se quiera para que los alumnos hagan sus pruebas de autoevaluación y consentirá revisar la nota final del examen a través de la Red.

La medida fue aprobada en el último Consejo de Ministros y forma parte del paquete de setenta iniciativas impulsadas por el Ministerio de Administraciones Públicas para informatizar y aligerar la "burocracia del papel" que todavía lastra la dinámica administrativa en los próximos cuatro años.

Pruebas en Barcelona

La Dirección General de Tráfico (DGT) ultima desde julio el innovador procedimiento en un aula-piloto de la Jefatura Provincial de Barcelona con la presencia de voluntarios. La sala dispone de computadoras con pantalla sensorial con el objetivo de poner a punto el sistema, para que sea capaz de generar un test diferente para cada alumno y, sobre todo, que se corrijan de forma adecuada.

El último paso será cablear las aulas del examen y adquirir los nuevos equipos, alrededor de 2.000 ordenadores.

El sistema no supondrá ninguna dificultad añadida para realizar la prueba. Es más, la idea es que el lenguaje de las preguntas "sea cada vez más sencillo, directo, claro y con un significado inequívoco", según Tráfico.

Asimismo, la pantalla táctil es de fácil manejo para evitar problemas a quienes no están acostumbrados a usar la computadora. En Portugal, sin ir más lejos, ya se examina con este procedimiento y no ha habido ningún problema, subrayan las misma fuentes.

Entre las pocas excepciones cabe destacar el peso que en los nuevos exámenes están teniendo y tendrán las cuestiones de seguridad vial, en las que se pregunta más por la finalidad de la norma y no tanto por la norma en sí.

Asimismo, los técnicos de la Dirección General de Tráfico ya trabajan en la elaboración de nuevos test con varias respuestas en la misma pregunta. Así, habrá 4 ó 5 respuestas y podrá ser válida una, dos o incluso tres, lo que supone aumentar al doble el nivel de errores admisibles, es decir, en un futuro se aprobará hasta con 6 fallos.

No cambiará, de momento, el tiempo del que disponen los aspirantes: 30 minutos como máximo para responder a las 30 preguntas, además de la posibilidad de acceder a las distintas cuestiones o modificar las respuestas cuantas veces se considere oportuno. El alumno que quiera realizar el examen en los distintos idiomas oficiales (gallego, catalán y vasco) podrá seleccionarlo en el ordenador.

Por último, las pruebas informatizadas incorporarán un programa de autoevaluación en Internet para que cualquiera pueda comprobar sus conocimientos y corregirse desde casa. Los cuestionarios se elaboran de forma automática a partir de una base de preguntas de entre 3.000 y 4.000 que están almacenadas en una base de datos.

Pruebas para motos

Otros cambios en los exámenes de conducir de carácter más inmediato se deben a la preocupación de la Dirección General de Tráfico por los altos índices de mortandad y siniestralidad entre los conductores de motocicletas. Una de las primeras medidas impulsadas por las autoridades para parar esta dinámica es implantar la obligatoriedad de aprobar un examen teórico y práctico para conducir ciclomotores, que entrará en vigor el próximo 1 de septiembre. Además, se pretende elevar la edad mínima para poder conducir estos vehículos hasta los 15 años, aunque esta obligatoriedad podría ser objeto de una moratoria.

A partir del próximo 1 de octubre también se cambiará la prueba para el permiso para poder conducir motocicletas. Los exámenes serán más duros, ya que habrá que superar tres fases: un examen teórico, una prueba práctica en recinto cerrado y, por añadidura, otra del mismo tipo por dentro de la ciudad y en zonas interurbanas.

Etiquetas