Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

CIENCIA

El CSIC estudia el uso de cannabinoides para paliar los síntomas de la esclerosis

Los investigadores dicen que estos compuestos reducen el dolor y regulan la inflamación.

Un equipo del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) estudia el posible uso de cannabinoides como diana terapéutica para la esclerosis múltiple. Un cannabinoide es un compuesto químico derivado del cannabis. La investigación de esta sustancia como analgésico para el tratamiento de la esclerosis múltiple se suma a la que está en marcha respecto al cáncer, así como para el tratamiento del glaucoma y de los vómitos inducidos por quimioterapia.

Por el momento, los investigadores han logrado reducir los síntomas de la esclerosis múltiple en un modelo viral de la enfermedad utilizando agonistas cannabinoides, según informó ayer la institución en un comunicado. Un agonista es aquella sustancia que es capaz de unirse a un receptor y provocar una respuesta en la célula.

Asimismo, los resultados del estudio han probado que un endocannabinoide inhabilita la proteína implicada en la inflamación crónica y los procesos autoinmunes.

La investigadora del Consejo Carmen Guaza, que trabaja en el Instituto Cajal (CSIC), indicó que estudian los cannabinoides endógenos "para su posible uso como diana terapéutica en situaciones crónicas inflamatorias, como es el caso de las enfermedades autoinmunes o en transtornos en los que existe una hiperactivación inmunológica". "Este estudio se basa, en buena medida, en los buenos resultados que se han obtenido en modelos experimentales de esclerosis múltiple", explicó.

El equipo del CSIC ha demostrado que el endocannabinoide anandamida inhabilita las proteínas IL-12 e IL-23, implicadas en la inflamación crónica y en los procesos autoinmunes.

Los investigadores analizan en la actualidad los mecanismos que regulan la inflamación del sistema nervioso central en patologías como la esclerosis múltiple.

Los investigadores del CSIC han demostrado en un modelo viral de esclerosis múltiple que el tratamiento con agonistas cannabinoides, que no tienen efectos psicoactivos, reducen la sintomatología de la enfermedad.

Los resultados señalan que el tratamiento disminuye la neuroinflamación y favorece la remielinización.

"A día de hoy, está sometido a debate el uso de los cannabinoides como fármaco. El uso terapéutico de los cannabinoides ayudarían al sistema endógeno durante la inflamación del sistema nervioso central, como es el caso de la esclerosis múltiple", explicó Guaza.

Los resultados obtenidos por grupos de investigación y laboratorios de todo el mundo, entre los que se encuentran varios grupos españoles, señalan que el uso de cannabinoides es beneficioso en diferentes dianas celulares contra la esclerosis múltiple.

"Los cannabinoides tienen efectos paliativos, reducen el dolor y mejoran la espasticidad muscular y regulan el proceso inmunoinflamatorio", según aseveró Guaza.

Por lo tanto, para la investigadora, "es necesaria una investigación multidisciplinar para establecer si constituyen una ventaja terapéutica frente a los fármacos que se utilizan en el tratamiento de la esclerosis múltiple".

El trabajo del equipo del CSIC se centrará ahora en dar respuesta a cuestiones en el marco de la potencialidad terapéutica del sistema cannabinoide en esclerosis múltiple. Entre otras cosas, los científicos analizarán su influencia en la interacción entre neurona y microglía (células pequeñas con núcleo alargado y con prolongaciones cortas e irregulares que tienen capacidad fagocitaria) y su papel neuroprotector.

Carmen Guaza es investigadora del CSIC en el Instituto Cajal del Consejo, donde dirige el grupo de neuroinmunología.

Etiquetas