Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

OCURRIÓ EN MADRID

El chófer del autobús de la agresión sexual a dos menores es guardia civil

El conductor del autobús del transporte escolar en el que dos niñas sufrieron una agresión sexual por parte de un grupo de compañeros es guardia civil. Al agente se le imputa ahora un delito de denegación de auxilio.

El conductor del autobús de transporte escolar en el que dos niñas sufrieron una agresión sexual por parte de un grupo de compañeros es guardia civil, han informado fuentes de la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid.

Al agente, destinado hasta hoy en el parque automovilístico del instituto armado como conductor para el traslado de presos, se le imputa un delito de denegación de auxilio al no hacer nada, supuestamente, para evitar la agresión, según han indicado fuentes de la investigación.

Las mismas fuentes han añadido que al estar trabajando en el transporte escolar, el guardia civil también habría incumplido el Reglamento del instituto armado, que exige exclusividad laboral y que solo permite determinadas actividades como la docencia, y con limitaciones. Lo habitual, cuando un agente es imputado, es su separación inmediata del servicio mientras dura la investigación.

Los hechos ocurrieron el pasado jueves por la tarde en el autobús que transporta a alumnos del instituto Atenea, en el municipio madrileño de Villabilla hasta sus respectivas localidades, después de una actividad extraescolar.

En el trayecto, según ha denunciado el progenitor de una de las víctimas, una decena de estudiantes intentaron agredir sexualmente a las dos menores, sin que el conductor del autobús supuestamente hiciera nada para impedirlo.

Al día siguiente los padres de la niña comunicaron al director del centro educativo lo ocurrido con este grupo de adolescentes y que habían denunciado lo sucedido ante la Guardia Civil.

Ese mismo día, el director del centro notificó a la inspección de Educación lo denunciado por la familia de la agredida y comprobó que los alumnos acusados de los hechos no coincidían con la menor en la ruta escolar que diariamente traslada a los chavales desde sus localidades de residencia hasta el instituto.

El autobús en el que se produjeron los hechos, de la empresa Sabroso Fraile, es el que traslada a todos los menores implicados desde los entrenamientos de los Campeonatos Escolares de la Comunidad de Madrid a sus municipios, una actividad extraescolar en la que estos participan los martes y los jueves por la tarde.

El inspector de Educación encargado de la investigación citó el pasado lunes en el instituto a la niña, a sus padres, a los alumnos acusados y a las familias de estos para intentar esclarecer lo ocurrido e informarles de los pasos a seguir.

Expulsados de forma cautelar

La inspección de Educación decidió el miércoles interponer su propia denuncia ante la Guardia Civil y dar traslado de lo sucedido a la Fiscalía. Nueve alumnos del instituto fueron entonces expulsados de forma cautelar durante cinco días por las agresiones.

La Consejería de Educación adelantó que si la inspección concluye que los adolescentes cometieron la agresión serán expulsados definitivamente del IES Atenea y reubicados en otros centros educativos.

La consejería añadió que el centro ha pedido a la empresa privada encargada de los autobuses de la ruta escolar que cambie, hasta que se esclarezca lo ocurrido, al conductor que el pasado jueves hacía el trayecto.

El defensor del menor de la Comunidad de Madrid, Arturo Canalda, ha abierto un expediente para investigar lo ocurrido.

Etiquetas