Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

CINE

El calvario de un mito: la actriz Brigitte Bardot cumple 75 años

Erótica, sexy y lasciva: Una imagen que todavía hoy mantiene a Brigitte Bardot como un mito. B.B., como entró en la historia del cine la que fuera una lolita de labios carnosos, se convirtió en una de las más famosas actrices de Francia gracias a su aparición en "Y Dios creó a la mujer".

Pero antes de comenzar a envejecer en pantalla, Bardot dejó la actuación cuando rondaba los 40 años. Lo que siguió después se refiere a otra imagen, la de una mujer amargada que en sus memorias se define como alguien que "desprecia a los seres humanos y la sociedad". Bardot, que el próximo lunes 28 de septiembre cumplirá 75 años, pertenece a las estrellas cinematográficas cuyo mito está íntimamente ligado a su destino.

"Regalé mi juventud y mi belleza a los hombres. Mi sabiduría y mi experiencia las consagro a los animales", escribió la actriz, que desde hace décadas vive retirada en la villa "La Madrague", en el mismo San Tropez donde una vez se recreó entre el barullo de la yet set.

Su casa, la misma sobre la que llovieron miles de rosas lanzadas desde un helicóptero por el millonario Gunter Sachs, con quien estuvo brevemente casada, se ha convertido ahora en una "Asociación para el rescate de animales de todo el mundo".

El icono sexual, con cuyos labios soñó toda una generación de hombres, se despidió del mundo del cine porque estaba cansada de ser famosa. Después se sumergió en el papel de una mujer amargada que prefería la compañía de perros y gatos a la de las personas. Finalmente ha convertido su lucha contra el maltrato a los animales en su razón de ser.

A favor de ella habla que utilice su nombre para una buena causa. Pero su amor a los animales se ha traducido también en discursos llenos de odio. Ha llegado a comparar el Aid el Kebir ó pascua musulmana con los atentados del 11 de septiembre de 2001 y ha descrito el sacrificio ritual como un "desenfreno islámico", calificando a quienes lo practican como "personas monstruosas y satánicas".

Durante los últimos años, Bardot ha tenido que comparecer ante los tribunales por sus declaraciones ofensivas en contra de los homosexuales, la izquierda francesa, los inmigrantes ilegales y los sin techo. Sus observaciones racistas se consideran escandalosas y dañan la imagen de su fundación, que ya a comienzos de los 90 perdió gran parte de su apoyo financiero tras su matrimonio con un miembro del partido de extrema derecha Frente Nacional.

Bardot, que en películas como "Le mépris", de Jean-Luc Godard, "Vie privée", de Louis Malle, o "La vérité", de Henri-Georges Clouzot, mostró su piel y su erotismo sin tapujos, se mantuvo fiel a su educación ultraconservadora en la vida real. ¿Fue quizás su anarquía sexual un grito de auxilio, como los intentos de suicidio que protagonizó en su juventud?

Y es que antes de convertirse en la vampiresa de toda una generación, la chica algo regordeta y con aspecto de muñeca sufrió complejos de inferioridad.

Su padre, un rico ingeniero y propietario de una fábrica, llegó a compararla con un pato. También su madre se sintió decepcionada tras dar a luz en París a la pequeña Brigitte el 28 se septiembre de 1934. Ambos progenitores deseaban tener un hijo, que se habría llamado Charles.

Cuando con 15 años se ganó su primer dinero como modelo fotográfica, fue el primer paso para salir de la estricta y cómoda casa familiar, aunque no consumó esa separación hasta conocer a quien sería su marido, el director de cine Roger Vadim.

El cineasta se casó con la joven de apenas 18 años y practicó con ella sus poses más sensuales, cambió su melena castaña por una rubia y la transformó a su gusto en una mezcla de vampiresa y lolita, de actriz exhuberante e ingenua. Bajo su dirección en la cinta "Y dios creo creó a la mujer", la actriz de 21 años se convirtió en una estrella, el mito B.B.

En el punto máximo de su carrera, en los años 1973/74, se despidió de la pantalla con las siguientes palabras: "Odio a las personas. Encuentro mi equilibrio en la naturaleza, en la compañía de los animales".

Etiquetas