Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

Blog - Los desastres de la guerra

por Gervasio Sánchez

campaña publicitaria

El azote del 'cañero' empedernido

El zaragozano Sergio Ariño ha ideado la campaña con la que los Cerveceros de España promocionan la moderación.

El trabajo de Sergio difunde un mensaje de moderación con el alcohol, lo que no quiere decir que no se tome alguna caña...
El azote del 'cañero' empedernido
JOSé MIGUEL MARCO

Ha conseguido lo que muchos sueñan: un premio de los Cerveceros de España. Pero no asustarse: no ha tenido que medir su resistencia a las birras por el clásico método de una copa tras otra. Es más, lo suyo es completamente distinto. Los profesionales del sector le han distinguido, precisamente, por transmitir un mensaje de moderación. ¿Cómo? A través de un vídeo que salió de su cabeza y, después, de sus manos. Y eso que él es cañero. O sea, que se toma sus cervecicas. Pero sin pasarse.

El zaragozano Sergio Ariño se presentó al concurso 'Un dedo de espuma, dos dedos de frente' con una animación que tuvo que currarse a base de pintar más de cien imágenes, que luego pasaría al ordenador, una por una, para darles movimiento. Un trabajón, sí, pero que logró imponerse ante los más de 700 originales presentados entre las tres categorías de la convocatoria: vídeo, gráfico y microrrelato. "Lo hice con mi amigo Pablo -explica el autor-, y nuestra idea era contar de dónde viene la cerveza, todo su proceso de creación hasta que lo terminas tú en un vaso. Y le añadimos nuestro eslogan: 'Ya sabes cómo empieza, tú decides cómo acaba".

Sergio estudió Diseño Gráfico en Zaragoza y se fue hace unos meses a Madrid a estudiar un máster en Creatividad. Una vez finalizado, empezó a mandar trabajos a concursos, con la idea de orientar sus pasos al mundo de la publicidad. "Mi madre me envió las bases y, aunque me parecía inalcanzable, empecé a pensar. Lo siguiente era hacer el vídeo teniendo en cuenta nuestros medios, o sea, pocos. Pensé que, al menos, me serviría para el currículum", cuenta Sergio, un tanto cenizo. Sin embargo, cuando la gente empezó a votar por internet, a través de la página undedodeespuma.es, se empezó a animar. "Parecía que gustaba, aunque un jurado de expertos en publicidad tenía la última palabra y amigos de otros participantes nos difamaron por la red días antes de acabar el concurso", recuerda.

Ahora, todo eso está olvidado y su 'spot' se difunde a través de internet y redes sociales e, incluso, en mitad de retransmisiones deportivas. Por no hablar de los 3.000 euros que se embolsó. "Me parece un acierto que una campaña tan importante no se dé a una gran agencia, sino que seamos lo propios jóvenes los que transmitamos el mensaje. Además de una ayuda para los que empezamos, llega más a la gente. Personalmente, me anima a seguir y siempre puedo decir que me dieron un premio antes de comenzar a trabajar? Al cartel del Pilar me he presentado muchas veces, pero nada", reconoce con humor. Ya ha encontrado trabajo en una agencia madrileña y, en un futuro, sueña con idear grandes campañas de coches. Y seguir tomándose una cañita de vez en cuando, claro que sí. Pero con responsabilidad. Que para eso él es el encargado de promocionar el mensaje.

Etiquetas