Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

UN CUMPLEAÑOS ESPECIAL

El año del primer bebé del año

Alejandro Guerrero fue el primer protagonista de 2010, ya que nació a las 00.00 del pasado 1 de enero.

Marta Trullenque y José Miguel Guerrero, con sus hijos: Beatriz y Alejandro
El año del primer bebé del año
MAITE SANTONJA

El pasado 1 de enero, España asumía la presidencia de la Unión Europea. Era la primera gran noticia del año que hoy acaba. Pero no para la familia Guerrero Trullenque, que, aunque no se lo esperaba, también logró ser portada en el primer periódico del año. Su última incorporación, Alejandro, venía al mundo justo cuando las campanadas acababan de anunciar el inicio de 2010. Mucho mejor que comerse las uvas y brindar con champán. "Aun así, mi padre trajo cava al hospital, y pudimos tomar una copa", recuerda José Miguel, el orgulloso padre. Su pequeño Alejandro dio la sorpresa y, aunque lo esperaban para el día 6 de enero, se convirtió en un regalo de Año Nuevo y no de Reyes. Con 48 centímetros y 2,700, el bebé zaragozano fue el primer varón en nacer en todo el país.

Mañana, tendrá que ceder su cetro, pero lo hace gustoso. Gateando por toda la casa -"este pronto andará", aventura su madre, Marta-, ya está muy crecido como para seguir ostentando el título de primer bebé del año. Y es que hoy, ya mide más de 75 centímetros, pesa nueve kilos y le han salido cuatro dientes. "Ha sido un año estupendo -cuenta José Miguel-. El niño es muy sonriente, muy bueno y come de todo. Ve el biberón o la papilla y se pone contento. Además, es muy activo, aunque duerme un poco mal últimamente". Pero se le perdona todo. Incluso, su hermana Beatriz, de tres añitos, que aunque al principio le tuvo algo de celos, ahora está encantada con el pequeño de la casa. "Cuando nació, nos decía que ella era una princesa y su hermano, un mono. Pero hoy, si hace frío, me pide que no salgamos, no vaya a ser que Alejandro se ponga malito", explica Marta con una sonrisa.

Este matrimonio nunca podrá olvidar aquel 1 de enero de 2010. Por si no tuvieran suficiente con haber tenido a su segundo hijo, de pronto, se vieron en la portada del HERALDO. "Nunca me lo hubiera imaginado -reconoce Marta-. Siempre que veía el periódico, me decía: '¡Qué vergüenza me daría que me sacaran a mí!". "Hubo gente a la que no nos dio tiempo de avisar y que se enteró por la radio. ¡Y nos llegaron a preguntar si haríamos rueda de prensa!", recuerda José Miguel. "Durante el embarazo, barajamos varios nombres. Cuando nació, me llamó una amiga y me dijo: '¡Que me tenga que enterar que le habéis puesto Alejandro por la prensa!", bromea la madre. Y eso que, hace 365 días, no estaba precisamente para bromas. "Estaba en el parto y me pareció escuchar los cuartos. Me daba apuro pensar que le estaba fastidiando la Nochevieja a tanta gente. Me preguntaba la matrona: '¿Te apetece que sea de diciembre o de enero?'. Y a mí me daba igual. Porque un niño, nazca el día que nazca, es la mayor ilusión que se puede tener", concluye Marta, mientras coge en brazos a Alejandro, el primer español de 2010.

Etiquetas