Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

FUE PREMIO NOBEL DE LA PAZ EN 2006

Ecología y Desarrollo reconoce la labor del economista bangladeshí Muhammad Yunus

El bangladeshí Muhammad Yunus, conocido como el banquero de los pobres, Premio Nobel de la Paz 2006, ha sido galardonado por la Fundación Ecología y Desarrollo por su contribución al desarrollo sostenible en su vertiente social y económica.

Los Premios Desarrollo Sostenible 2009 de Ecología y Desarrollo han recaído, además de en el economista bangladeshí que ha desarrollado el concepto de microcrédito, en el Comité Aragonés de Agricultura Ecológica, ha informado la fundación en un comunicado.

Con estos galardones, que serán entregados mañana, Ecología y Desarrollo quiere reconocer públicamente el trabajo y el prestigio alcanzado por una persona o un grupo de personas en distintos campos de la sostenibilidad.

Muhammad Yunus, fundador del Banco Grameen, creó un sistema de microcrédito sin garantía material destinado a beneficiar a los más pobres, para que puedan invertirlo en actividades que les generen las ganancias suficientes como para mejorar su calidad de vida mediante su propio esfuerzo.

Se basa en la confianza mutua, la responsabilidad, la participación, la creatividad y, fundamentalmente, la solidaridad, agrega Ecología y Desarrollo.

Fue galardonado con el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia en 1998, Premio Internacional Simón Bolívar en 1996 y Premio Nobel de la Paz en 2006.

Por su parte, el Comité Aragonés de Agricultura Ecológica fue creado en 1995 por el Departamento de Agricultura Ganadería y Montes de la Diputación General de Aragón para regular los sistemas de producción ecológica.

Con la entrega de este galardón, Ecología y Desarrollo quiere reconocer la larga trayectoria y el esfuerzo de este órgano para garantizar la calidad y el respeto al medio ambiente de los alimentos de agricultura ecológica, así como el apoyo y fomento de este tipo de productos.

Dicho Comité garantiza que los alimentos procedentes de agricultura ecológica están protegidos por una estricta normativa de calidad y control y son más sanos porque no utilizan en su producción fertilizantes ni pesticidas químicos.

Además tienen un sabor más auténtico porque no utilizan aditivos, conservantes ni potenciadores de sabor, fomentan el desarrollo rural sostenible y ayudan a mantener el equilibrio ecológico y del entorno, agrega Ecología y Desarrollo.

La "huella ecológica", escultura diseñada por Isidro Ferrer como galardón físico del Premio Desarrollo Sostenible, será recogida por Álvaro Sarmiento, cónsul de Bangladesh y secretario de la Fundación Latino Grameen, FLAG, de la que Yunus es fundador y presidente de honor.

Etiquetas