Despliega el menú
Sociedad

ESPACIO

Dos satélites españoles, uno de observación terrestre y otro de telecomunicaciones, partirán juntos al espacio

Dos satélites españoles, el 'Deimos-1' de observación terrestre y el 'Nanosat 1B' de telecomunicaciones, partirán juntos al espacio. Ambos forman parte de la carga, con otros cuatro satélites, que portará el lanzador ruso 'Dnieper'.

Dos satélites españoles, el 'Deimos-1' de observación terrestre y el 'Nanosat 1B' de telecomunicaciones, partirán juntos al espacio. Ambos forman parte de la carga, con otros cuatro satélites, que portará el lanzador ruso 'Dnieper', un misil balístico intercontinental convertido que saldrá de la base de Baikonur en Kazajastán a las 20.46 de la tarde.

El 'Deimos-1' es el primer satélite comercial de observación de la Tierra en Europa. El astronauta Pedro Duque, director de la empresa constructora 'Deimos', anunció recientemente que este aparato situará a España "en la vanguardia de la agricultura de precisión, el seguimiento de desastres naturales, el cambio climático y el medio ambiente".

Concretamente, este aparato está concebido para obtener imágenes de la Tierra de una resolución espacial que permite el estudio detallado de la cubierta vegetal terrestre, pero con gran amplitud de campo visual de cada zona y a costes reducidos. Además, podrá realizar un total de dos coberturas completas de España y Portugal en una semana y una cobertura completa de toda Europa en un periodo máximo de diez días. Enviará sus primeras capturas en el mes de agosto.

Por su parte, el 'Nanosat 1B' pertenece al Instituto de Técnica Aeroespacial (INTA), organismo dependiente del Ministerio de Defensa, y se trata de un nanosatélite (pesa menos de 20 kilos) que tomará el relevo al 'Nanosat-01', cuyo periodo de vida útil está a punto de extinguirse. Para ello, se situará en la misma órbita polar, a unos 650 kilómetros de altura, lo que le permitirá cubrir todo el planeta para enlazar con estaciones científicas, igual que ha venido haciendo su predecesor.

Como satélite de telecomunicaciones, probará un transmisor-receptor en 'banda S' con el objetivo de disponer para futuros micro y nanosatélites de un transmisor-receptor de altas prestaciones y bajo coste, basado en las últimas tecnologías de dispositivos electrónicos.

Igualmente, llevará a bordo otros dos experimentos: 'Las Dos Torres', un detector de protones de alta energía que servirá para caracterizar el ambiente espacial en un rango de radiación determinado; y un sensor solar de última generación, puesto a punto por la Universidad de Sevilla y la Universidad Politécnica de Cataluña, que determinará la posición del Sol con objeto de orientar al satélite.

No obstante, el pasajero principal de este lanzamiento es un satélite de observación de la Tierra propiedad de los Emiratos rabes, el 'DubaiSat'. Además, como acompañantes se incluyen otro similar al 'Deimos-1', fabricado por la misma empresa inglesa SSTL, para la constelación mundial para el seguimiento de catástrofes, y finalmente dos microsatélites de Estados Unidos, de la empresa Space Quest, para comunicaciones en órbita baja.

Etiquetas