Despliega el menú
Sociedad

SAN FERMÍN 2009

Dos heridos muy graves en un encierro con cuatro corneados

Secuencia de la cornada más grave
Dos heridos muy graves en un encierro con cuatro corneados
EFE

Dos de los cuatro corredores que han resultado corneados en el encierro de este domingo se encuentran en estado "muy grave" aunque, según el equipo médico que les atiende, "en un principio no hay un compromiso vital".

Se trata de un varón de 44 años, quien ha sufrido dos cornadas en el tramo de Telefónica, y de un varón de 56 años que ha sido empitonado en el tramo de Mercaderes.

El estado de los heridos que han sido trasladados a centros hospitalarios, un total de diez, ha sido dado a conocer en una rueda de prensa por la consejera de Salud, María Kutz; el responsable del operativo médico de los encierros, Fernando Boneta; el jefe del servicio de Urgencias del Hospital de Navarra, Javier Sesma, y los cirujanos torácicos Esther Vila y Juan José Guelbenzu.

La doctora Vila ha explicado que el varón de 44 años que ha sido corneado en Telefónica se encuentra en "estado muy grave y está siendo intervenido en el Hospital de Navarra".

Según ha señalado, el herido ha llegado "estable emodinámicamente y cuando ha bajado de la ambulancia ha pasado directamente a quirófano porque tenía una herida penetrante a nivel de esternón, por debajo de la clavícula izquierda y estaba arrancada parte de la segunda costilla".

Al operarle, según ha indicado, se ha comprobado que "la segunda costilla estaba rota con el cartílago y también la arteria mamaria estaba seccionada en dos y eso ha perforado la pleura mediastínica e iba hasta la pleura derecha".

Se le ha operado y se le han puesto dos drenajes y otro más en la parte derecha ya que tenía perforada esa pleura, según Vila, quien ha añadido que en estos momentos está siendo operado por los servicios de Traumatología porque "tiene una puntada en el muslo izquierdo por la parte posterior".

El otro corredor que se encuentra "muy grave" es un varón de 56 años de Calahorra (La Rioja), quien está siendo intervenido en el Hospital de Navarra por los cirujanos maxilofaciales y vasculares del Hospital Virgen del Camino.

Presenta "una herida de asta en el cuello penetrante y con dirección ascendente" y se está valorando el alcance, si penetra en cavidad bucal o hacia arriba, han señalado los médicos, que han precisado que hasta que haya diagnóstico definitivo de los equipos quirúrgicos que le están operando, no habrá un parte exacto.

Desde el Hospital de Navarra ha sido trasladado al Hospital Virgen del Camino para ser operado un varón de 31 años de Madrid, quien ha sufrido una herida por asta de toro en el muslo derecho.

En ese centro hospitalario está siendo también intervenido de una herida por asta de toro en el brazo un varón de 51 años.

Hasta el Hospital de Navarra han sido conducidos también un varón de 32 años con un traumatismo craneoencefálico leve, un varón de 21 años de Nottingham (Inglaterra) herido por un varetazo y un varón de 25 años de Logroño con un pisotón abdominal.

En el Hospital Virgen del Camino ha sido atendido un varón de 25 años de Barcelona, que presentaba un traumatismo craneoencefálico; un varón de 25 años de Noáin con contusiones y un varón de 36 años de Madrid, con traumatismo en el tobillo.

En opinión del doctor Sesma, el número de heridos del encierro, protagonizado por toros de la ganadería de Miura, es "importante".

Sesma ha subrayado que la gravedad de dos ellos es "importante", a lo que ha añadido que "los datos disponibles hasta el momento son que, aun siendo una situación de alta gravedad, en un principio no hay un compromiso vital".

"El resto de heridos está dentro de lo que es habitual de todos los encierros, golpes, caídas y puntazos en el muslo", según el experto, que ha apuntado que "hay que esperar al parte definitivo de las lesiones que den los cirujanos tras acabar para tener un parte exacto".

 

Tenso y peligroso

 

El sexto encierro de los Sanfermines 2009, corrido con reses de la ganadería sevillana de Miura, ha sido el más largo y peligroso de las fiestas, de cinco minutos de duración, y ha tenido como protagonista al toro llamado 'Ermitaño', que ha propinado varias cornadas a lo largo del recorrido.

Este toro ha quedado rezagado desde la curva de Mercaderes y en su trayecto hasta la plaza ha protagonizado los momentos más dramáticos, especialmente en la entrada al callejón de la plaza, donde se ha cebado con un mozo, al que ha corneado y volteado en varias ocasiones.

Tras el lanzamiento del cohete a las ocho en punto de la mañana precedido de los tradicionales cánticos al santo, los miuras han abandonado los corrales de Santo Domingo hermanados y con tres mansos en cabeza y así han hecho los primeros metros del encierro hasta hacer el primer contacto con los mozos.

Este encuentro de toros y mozos ha tenido lugar sin problemas, aunque ya en este punto un toro se encontraba en cabeza junto a los cabestros por la parte derecha, donde uno de los miuras ha volteado a un corredor, pero ha seguido la marcha junto a sus hermanos.

Todavía agrupada aunque con uno de los astados algo rezagado, han cruzado la plaza del Ayuntamiento sin prestar prácticamente atención a los corredores, como suele ser habitual en esta ganadería, razón por la que es la elegida para los encierros de los domingos debido a la masiva afluencia de corredores en fin de semana.

En la calle Mercaderes, donde uno de los astados ha empitonado a un mozo en el cuello, ha resbalado y caído al suelo uno de los animales, un cárdeno oscuro, y algo más adelante, en la curva de acceso a la calle Estafeta, el choque de uno de los toros contra el vallado ha provocado la caída de tres de sus hermanos.

A partir de este punto, no sólo la manada se ha roto definitivamente, sino que 'Ermitaño', de 575 kilos, se ha despistado y ha hecho ya el resto de la carrera en solitario, creando numerosos incidentes.

Mientras tanto, tres de sus hermanos recorrían la calle Estafeta con cuatro cabestros, seguidos a unos metros de otros dos miuras acompañados por el quinto manso, todos ellos entre una gran multitud de personas, lo que ha hecho que se hayan producido muchas caídas e incluso algunos montones de corredores.

De la misma forma, el grueso de la manada ha seguido por los tramos de Telefónica y el Callejón hasta entrar en la plaza y los chiqueros, mientras el cárdeno rezagado daba lugar a momentos dramáticos al girarse en varias ocasiones y arremeter contra los mozos, que se esforzaban en citar al astado para conducirlo hacia la plaza.

Los momentos de mayor tensión se han producido en los tramos de Telefónica y la entrada al Callejón, donde ni pastores ni corredores han podido evitar que "Ermitaño" se lanzara en repetidas ocasiones contra el vallado y los mozos.

El peor parado ha sido un corredor con el que el astado se ha cebado durante unos momentos dramáticos y al que ha corneado, le ha volteado en el aire después de levantarlo del suelo con los cuernos e incluso ha conseguido llevárselo hacia atrás varios metros, hasta que otros corredores han conseguido retirarlo a rastras.

Mozos y pastores han logrado finalmente con gran esfuerzo que "Ermitaño" entrara en la arena donde una pareja de dobladores lo han llevado a chiqueros a punta de capote.

Etiquetas