Despliega el menú
Sociedad

ENDEAVOUR

Dos astronautas instalan equipos y otros reparan retretes

Los pasajeros del transbordador "Endevour" y los de la Estación Espacial Internacional, durante la segunda jornada laboral "extravehicular", desarrollan tareas espaciales. Los primeros instalan equipos y los segundos reparan el retrete atascado.

Dos astronautas han salido del transbordador "Endeavour" para instalar equipos en la Estación Espacial Internacional (EEI). Dentro del puesto orbital, otros reparaban uno de los tres retretes.

Las dos naves, acopladas a unos 385 kilómetros de la Tierra, orbitan a 27.000 kilómetros por hora y tienen la cifra, sin precedentes, de 13 astronautas dedicados a la construcción de la EEI, un proyecto de 100.000 millones de dólares en el cual participan 16 naciones.

Los astronautas, Dave Wolf y Tom Marshburn, que han salido por el módulo “Quest” a las 15.27 GMT, se han separado durante seis horas y media. Durante las cuales han instalado una antena, una plataforma de almacenamiento y un carrito para el traslado de objetos a lo largo de la viga central del puesto orbital.

Wolf se ha ubicado, sujeto con un estribo, en el extremo del brazo robótico de la EEI, en tanto que Marshburn se ha dirigido a estribor de la estación para cambiar de ubicación una agarradera que utilizarán los astronautas en una misión proyectada para noviembre.

Esta es la segunda de cinco jornadas de labores "extravehiculares" programadas para esta misión del transbordador y coincide con el 40 aniversario del primer descenso del hombre a la Luna.

Cuatro décadas después, la aventura humana encuentra a la NASA explorando la Luna con cápsulas y robots, y a los astronautas atareados reparando un retrete en el laboratorio estadounidense ‘Destiny’ que forma parte de la EEI.

Los ingenieros en tierra y los astronautas, han bregado para reparar el inodoro, uno de los dos que tiene la EEI para las 13 personas que viven y trabajan en el complejo orbital. Hay otro retrete en el "Endeavour", pero la NASA prefiere limitar su uso, dado que los desechos que recoge no pueden ser echados fuera pues podrían contaminar la nueva plataforma para experimentos que los astronautas instalaron en la EEI el sábado pasado.

Mientras Wolf y Marshburn permanecen fuera, el piloto del "Endeavour", Doug Hurley y los especialistas de misión Julie Payette y Koichi Wakata, operarán el brazo robótico de la EEI. Esta labor es esencial porque Wolf debe llegar hasta el carrito de carga mientras permanece sujeto al extremo del brazo robótico Canadarm2.

Por el contrario, Marshburn simplemente flotará mientras cumple sus tareas, que terminarán a las 21.58 GMT. Durante una entrevista antes de la misión, Wolf explicó que las partes que instalarán hoy él y Marshburn "son repuestos vitales: si las unidades actuales de la estación espacial fallaran y estos repuestos no están allí, la EEI perdería la posibilidad de usar un segundo sistema de comunicación".

"Por ello, el equipamiento de la estación espacial con estos componentes es esencial para la vida de la EEI y su productividad más allá de la retirada de los transbordadores", añadió. Estados Unidos retirará de servicio sus transbordadores en 2010, una vez que se complete la mayor parte de la construcción de la EEI. El primer transbordador salió al espacio en 1981.

La nueva antena que instalan hoy Wolf y Marshburn, se usará en un sistema de comunicaciones del espacio a la Tierra. El mecanismo de bombeo ayudará al funcionamiento del sistema de enfriamiento, y el nuevo motor operará una plataforma móvil sobre la viga que opera como columna vertebral de la EEI.

Wolf es un veterano de las labores en el espacio, pero la de hoy es la primera salida de Marshburn. Cuando ambos concluyan sus tareas separadas, se trasladarán a la nueva plataforma de experimentos expuesta al espacio, colocada en el laboratorio japonés Kobo.

 

Allí instalarán un nuevo sistema de cámaras enfocadas en la plataforma de manera que los astronautas adentro de la EEI puedan observar los experimentos


Etiquetas