Despliega el menú
Sociedad

TEDX ZARAGOZA

"El dolor es esencial para conseguir felicidad"

El aventurero y escritor noruego Erling Kagge se encuentra este sábado en Zaragoza para participar en el evento internacional TEDx que, en su primera edición aragonesa, se centra en el futuro de la felicidad.

Erling Kagge en Zaragoza
"El dolor es esencial para conseguir felicidad"
OLIVER DUCH

Publicistas, psicólogos, médicos, activistas o simplemente gente que busca la felicidad en su día a día se dan cita este sábado en el Palacio de Congresos de la Expo en Zaragoza. Así, hasta un total de once conferenciantes venidos de todo el mundo, acompañados de un limitado grupo de asistentes, participan por primera vez en un evento TEDX en Aragón, un acontecimiento de carácter internacional donde se dan cita la creatividad, la innovación y la capacidad de difundir ideas que en esta ocasión versa sobre la felicidad y su futuro.

Uno de los ponentes es el noruego Erling Kagger, primera persona en cruzar en solitario el Polo Sur sin ningún tipo de apoyo ni ayuda. “Fue el momento más feliz de vida”, explica este polifacético nórdico de 1.90 metros de altura que ha dedicado gran parte de su vida a explorar los lugares más inhóspitos del mundo, a la cultura y a su carrera como escritor y abogado. “Todos nacemos exploradores pero con la madurez dejamos de serlo”, arguye.

Kagger, que acude al TEDx Zaragoza para relatar sus maneras de conseguir la felicidad a través de sus aventuras, explica que la “experiencia y dureza vital” es “absolutamente esencial” para valorar la satisfacción personal. “Mi viaje en soledad al Polo Sur fue muy bueno para mí porque psicológicamente es un desafío estar tanto tiempo solo”, comenta.

Y es que la búsqueda de la felicidad requiere tanto del sacrificio mental como psicológico aunque “lo más importante es lo pasa te pasa por la cabeza y no tanto tus capacidades corporales”. “La satisfacción siempre se valora más cuando requiere un esfuerzo”, reflexiona.

Sin camino definido

Según explica Kagge, no existe ningún camino definido para alcanzar la felicidad, ya que su obtención no es un objetivo, sino “la consecuencia de otras cosas, de tus propios actos”. “Si apuntas directamente a ella, errarás el tiro”, advierte este noruego que recuerda que cada uno debe dirigir su propio destino en busca de sus propósitos.

Para ello,él cruzó la ciudad de Nueva York por túneles y alcantarillas emulando a uno de los protagonistas de 'La Divina Comedia' de Dante que descendía a los infiernos en busca de respuestas existenciales. “No podía bajar al infierno así que un amigo y yo decidimos atravesar por el subsuelo la ciudad de Nueva York”, relata relajado.

Felicidad y dinero

A pesar de todo, Erling Kagge es consciente de que para poder realizarse como persona y alcanzar todas tus capacidades se requiere de un mínimo de estabilidad social y económica. “El dinero ayuda a ser feliz hasta cierto nivel”, indica, aunque continúa explicando que, alcanzadas y cubiertas ciertas necesidades, el poder económico no aumenta la satisfacción personal. “La persona más rica del mundo no es más feliz que nosotros”, defiende el aventurero y coleccionista de arte. “Para mi la felicidad es la unión de pasión, placer, diversión junto con el dolor psíquico y emocional”, define.

Próximamente, este noruego inquieto que no puede estar mucho tiempo en casa porque “se pregunta constantemente que hay detrás de cada colina”, viajará a la isla de Borneo, a Uganda y a Japón a recorrer a pie una pequeña isla en la que visitará hasta 89 monasterios. “Tengo un amigo pastor en España, se llama Fernando. Cada año cruza la península desde el Pirineo hasta el sur pasando por Zaragoza. Es un trayecto en el que le acompañaré algún día”, planifica para su próxima andanza

Etiquetas