Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

SALUD

Dietas milagro, daños colaterales

Cuatro de cada cinco españoles que quieren adelgazar usan productos supuestamente milagrosos o regímenes que prometen una pérdida rápida de kilos, a pesar de que pueden entrañar riesgos renales, enfermedades cardiovasculares y efectos psicológicos negativos

Cuatro de cada cinco españoles que quieren adelgazar utilizan las denominadas dietas milagro y productos que se expenden incluso en las farmacias aunque también son comercializados por Internet o por teléfono. La cifra es "tremenda" para Alberto García, presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid, máxime cuando está demostrado que estos productos "mágicos" pueden entrañar graves riesgos para la salud, según los expertos.

La proliferación de estos productos para supuestamente poner coto a la creciente obesidad y sobrepeso de la sociedad española es preocupante y, con el fin de lanzar una voz de alarma, se han convocado las I Jornadas sobre dietas y productos milagro para debatir los hábitos alimentarios actuales. La convocatoria de este seminario es auspiciada por el Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid (COFM) junto con las Facultades de Farmacia de las Universidades de Alcalá de Henares, Alfonso X el Sabio y Complutense de Madrid.

Representantes de estas entidades coincidieron ayer en resaltar la práctica inutilidad y el peligro para la salud de las dietas milagro, frente a las que hay que anteponer una educación alimentaria que opte por una dieta equilibrada. Pero, ¿qué se considera una dieta milagro? Según García, es "una dieta en la que no comas un poco de todo". Y su efectividad deja mucho que desear "porque sus riesgos son variados", según el doctor Baltasar Ruiz-Roso, director del Departamento de Nutrición de la Facultad de Farmacia de la Universidad Complutense de Madrid. "La pérdida de peso con estos productos se basa en el efecto de la monotonía en la dieta, por aburrimiento. Pero estas dietas, o bien están disociadas y eliminan alguno de los nutrientes esenciales, o bien tienen un mero efecto placebo".

Dieta personalizada

Así, esta dieta monótona, basada por ejemplo en la exclusión de los hidratos de carbono, "no se mantiene, toda vez que la pérdida de peso es puntual". "Lo cierto -insiste- es que se producen graves desequilibrios nutricionales, porque no son dietas completas y carecen de todos los nutrientes necesarios". La reducción de estos necesarios aportes energéticos puede provocar importantes trastornos de salud, señala el doctor Ruiz-Roso, desde "contraer una depresión hasta provocar patologías más serias por sobrecargar el trabajo del hígado y del corazón".

Otras consecuencias en la salud de estas dietas desequilibradas son los daños renales, enfermedades cardiovasculares, disminución de masa muscular y efectos psicológicos negativos, entre otras.

Y es que la dieta ideal y médicamente aceptable debe ser "individualizada y personalizada", subraya Alberto García. "Los pacientes deben dejarse de cantos de sirena y de pensar que se puede adelgazar sin esfuerzo, porque con estos productos lo que se genera al final es terminar engordando más". "La dieta debe estar ajustada a los hábitos alimentarios de cada persona y el tratamiento correcto, si se trata de sobrepeso, debe proceder de un farmacéutico o un diplomado en nutrición; si es obesidad, debe combatirse bajo control médico. Pero en ningún caso el tratamiento se puede extrapolar a otras personas", indicó el doctor Ruiz-Roso.

Según el Centro de Información del Medicamento del COFM, mayo es el mes donde se registra el mayor número de consultas sobre productos milagro en las oficinas de farmacia debido, sobre todo, a la llegada del verano y la denominada operación bikini. Los jóvenes y las mujeres a partir de 50 años son los perfiles que más suelen utilizar las denominadas dietas milagro. Se calcula que cada año se gastan en España 2.000 millones de euros en productos de este tipo, una media de 60 euros por español. El auge de estos productos está emparentado con la tasa de obesidad registrada en España, que se ha duplicado entre 1987 y 2006.

Alimentos vegetales

Según el doctor Ruiz-Roso, la obesidad es "prácticamente una epidemia mundial". Entre los adultos, afecta en España a un 15% de la población, mientras que otro 40% tiene sobrepeso. Y entre la población infantil, de dos a 16 años, afecta a un 16% y nos colocamos a la cabeza de la UE.

Lo idóneo para atajar tanto la obesidad como el sobrepeso pasa por mantener una dieta equilibrada y una correcta actividad física. Para los expertos, los alimentos vegetales tienen pocas calorías y su alto consumo se ha relacionado con una disminución de padecer diabetes, enfermedades cardiovasculares y cáncer.

Etiquetas