Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

BESOS FAMOSOS

Del beso de Bogart al de Iker Casillas

El portero español y su novia, Sara Carbonero, son los protagonistas, por ahora, del último beso de película.

Sara Carbonero se quedó sin palabras después de la respuesta de su novio, Iker Casillas.
Del beso de Bogart al de Iker Casillas
EFE

Desde aquel beso que consiguió despertar a Blancanieves del sueño de los justos, nunca un juntar de labios había provocado tanta emoción como el que el pasado domingo protagonizaron Iker Casillas y Sara Carbonero.

Durante más de un mes, el portero español no solo tuvo que parar goles, sino que vio como su vida amorosa se convertía en asunto de debate nacional y su novia en la Dalila del siglo XXI, capaz de desestabilizar con su enorme mirada al mejor guardameta del mundo.

Tal vez por eso, el domingo, con la Copa del Mundo en los vestuarios, Casillas se tomó la revancha ante una sorprendida Carbonero que, tras el beso, cortó la conexión en directo con un "madre mía..." y dio paso a J. J. Santos porque se había quedado sin palabras.

La resaca del beso sudafricano traerá cola, y si no que se lo digan a Telecinco, donde la secuencia parece que forma parte de sus espacios promocionales, o a los 900.000 usuarios de Youtube que ayer ya habían descargado el beso.

Está claro que Casillas no se conforma con el título de mejor portero del mundo y ha decidido hacerle la competencia a Humphrey Bogart e Ingrid Bergman, que protagonizaron en 'Casablanca' una de las escenas de amor más recordadas de la historia del cine. Aquel fue un beso con sabor amargo, el de la despedida, nada que ver con los besos a hurtadillas que se regalaron Penélope Cruz y Javier Bardem cuando este último fue elegido mejor actor en el Festival de Cannes. La pareja, que se comió a besos en 'Jamón, Jamón', siempre ha sido reticente a mostrarse cariñosa en público, pero la ocasión bien lo merecía.

Una discreción que choca con el descarado beso que Britney Spears le dio a Madonna en los MTV Video Music Awards de 2003 y que fue elegido como el más sexy de la década en una encuesta realizada en el Reino Unido.

Otro beso de película fue el que Adrien Brody le 'robó' a Halle Berry cuando la actriz le hizo entrega del Óscar por su interpretación en la película 'El pianista'. Este ósculo marcó un antes y un después en el mundo de Hollywood, y su ejemplo lo han seguido decenas de personajes conocidos.

Robert Pattinson y Kristen Stewart, la pareja de vampiros más famosa con permiso de Drácula, se besó, por fin, en los MTV Movie Awards 2010. Y en este mismo escenario, Sandra Bullock, que acababa de salir de una polémica ruptura, besó apasionadamente a Scarlett Johansson.

Y como este repaso lo hemos comenzado con besos de sangre azul, terminaremos con otro del mismo color: el tímido amago de caricia-abrazo-beso que Don Felipe dio a la princesa Letizia, en el balcón del Palacio Real, el día de su boda.

Etiquetas