Sociedad
Suscríbete

UNA TRADICIÓN A DEBATE

Colombia debate sobre la crueldad de las corridas

La Corte Constitucional de Colombia votará en los próximos días la constitucionalidad de una norma que excluye varios espectáculos taurinos, como las corridas y las corralejas, de la lista de tratos crueles penalizados por el Estatuto de Protección Animal.

Manifestantes protaurinos, en la puerta del Parlament
Máxima expectación en Barcelona ante la previsible prohibición de los toros
EFE

La Corte Constitucional de Colombia votará en los próximos días la constitucionalidad de una norma que excluye varios espectáculos taurinos, como las corridas y las corralejas, de la lista de tratos crueles penalizados por el Estatuto de Protección Animal.

Actualmente la votación se encuentra en Sala Plena, a la espera de que se incluya en la orden del día del máximo tribunal para que pueda someterse a votación en las próximas semanas, según informaron  fuentes del alto tribunal.

Uno de los magistrados, Humberto Sierra Porto, escribió una ponencia en la que pide al constitucional mantener esos festejos porque son "una tradición arraigada y respetable" en Colombia, en respuesta a una ponencia previa del magistrado Jorge Iván Palacio, de opinión contraria.

Dos magistrados apoyan la ponencia de Sierra, pero otros tres están en contra, lo que provocaría un empate para el cual se han nombrado dos conjueces que deberían inclinar la balanza en el tribunal.

Pese a la fuerte tradición que existe en Colombia en cuanto a las corridas de toros, ya existen varios movimientos en contra de esta fiesta en el país andino, como es el caso de la población de Zapatoca, en el departamento de Santander (nordeste), que se proclamó antitaurino.

El ex torero colombiano y concejal de Medellín Álvaro Múnera, quien se declara antitaurino, explicó que en el caso de que el tribunal tumbara las excepciones del Estatuto de Protección Animal, en las que las corridas de toros no son consideradas un trato cruel, dicha normativa entraría en conflicto con la Ley Taurina aprobada por el Congreso de la República.

Múnera se muestra pesimista en cuanto al resultado de la votación "porque la Corte siempre ha sido muy taurina y existen muchos intereses políticos y económicos", pero asegura que la sociedad colombiana está "cansada" de los llamados festejos taurinos y confía en que el "efecto Cataluña" se extienda a su país.

Desde la prohibición de las corridas de toros en Cataluña, el debate también se ha abierto en otros países de Latinoamérica donde el toreo es una tradición cultural, como México, Venezuela, Perú y Ecuador.

Etiquetas