Despliega el menú
Sociedad

MASCOTAS

Cuando el perro es enemigo del niño

Los niños tienen entre tres y cuatro veces más probabilidades que los adultos de ser mordidos por un perro. Quizá esto explique que cinco pequeños hayan sufrido ataques en menos de un mes, y dos de ellos hayan muerto. En Aragón viven 3.263 canes potencialmente peligrosos

Un ejemplar de rottweiller, una de las razas consideradas potencialmente peligrosas.
Un ejemplar de rottweiller, una de las razas consideradas potencialmente peligrosas.

Soy amante de los perros, pero tengo dos hijos pequeños y no metería en casa un pit bull. Son perros cariñosos, pero su boca es letal porque durante siglos se les ha enseñando a pelear. Si te ataca, no te suelta". David Molina sabe de lo que habla porque lleva 14 años trabajando como adiestrador de perros en el Club Agility de la Almozara, en Zaragoza.

Los expertos defienden que hay miles de perros -en Aragón, 173.379- que conviven con personas a diario sin que ocurra nada, y consideran una trágica coincidencia que en menos de un mes hayan muerto dos niños atacados por sendos pit bull de la familia. Pero entienden que puede ser la ocasión para reflexionar sobre la responsabilidad de tener un perro, cuestionan si la legislación actual es la correcta, y recuerdan la necesidad de educar al animal con la misma diligencia que si se tratara de un hijo. "Un perro no es un peluche", puntualiza Molina.

En menos de un mes se han registrado cinco casos de ataques de perros a niños, dos de ellos, los citados, con resultado de muerte. El 15 de mayo, un niño de dos años murió tras ser mordido por un pit bull de la familia en Pazos de Borbén (Pontevedra). El 1 de junio, dos rottweiller que se le escaparon de casa a su propietaria en Alicante atacaron a dos niñas que paseaban con su padre. Uno se lanzó a la menor, de 21 meses, pero el padre pudo abrir la boca al perro y sacar la cabeza de la niña. La otra pequeña, de seis años, fue atacada en la cabeza y recibió 50 puntos de sutura. Al día siguiente, un perro vagabundo hirió a un niño de cuatro años en Lugo. El pasado lunes, otro pit bull mordió en el cuello y mató a un niño de tres años en Tenerife. Era el perro de su padre. Y el pasado miércoles, un niño de cinco años resultó herido cuando jugaba en la calle al ser atacado por un perro de la raza presa canario que iba suelto y sin bozal.

Desde 1991 han muerto en España 27 personas, 12 de ellas menores, por ataques de perros, y no solo de las ocho razas consideradas potencialmente peligrosas en el real decreto de 2002 que reguló la ley de 1999: staffordshire bull terrier, american staffordshire terrier, rotweiler, dogo argentino, fila brasileiro, tosa inu, akita inu, y sus cruces. Los veterinarios y adiestradores consultados lamentan que la normativa se hizo de forma improvisada y se está demostrando su ineficacia, sobre todo porque se incumple con frecuencia.

Precisamente antes de conocerse la agresión del presa canario, el secretario del Colegio de Veterinarios de Zaragoza, Luis Javier Yus, se preguntaba por qué no estaban incluidos esta raza o el bull terrier entre las potencialmente peligrosas, cuando podían causar similares daños que un pit bull.

Tomás Camps, que dirige el grupo de Etología (estudio del comportamiento) de la Asociación Española de Especialistas en Pequeños Animales (Avepa), defiende que no se puede legislar en función de las razas, sino que hay que abordar los múltiples factores que intervienen en que un perro se muestre agresivo. Pone como ejemplo que el cocker es una de las razas más violentas y está involucrado en la mayoría de las mordeduras por una carencia de serotonina en el sistema nervioso central. Pero no hay denuncias porque el daño que provoca es menor. "No es lo mismo que te muerda un chiguagua que un pit bull o un gran danés. Es un tema de potencialidad física, no de agresividad", puntualiza.

Ni la anciana dueña de los rottweiler que atacaron la semana pasada, ni los amos de los pit bull de Pontevedra y Tenerife tenían licencia, lo que acarrea multas de entre 2.400 y 15.000 euros. Para obtenerla, los dueños deben cumplir unos requisitos, como carecer de antecedentes penales, tener una aptitud psicológica adecuada y haber formalizado un seguro de responsabilidad civil a terceros no inferior a 20.000 euros. La licencia también es obligatoria para adiestradores y quienes venden estos animales. Y los perros deben llevar bozal y correa no extensible más de dos metros.

En Aragón hay censados 3.263 perros de las razas potencialmente peligrosas o sus cruces, según el Registro de Identificación de Animales de Compañia de Aragón (Riaca), un servicio vía Internet de los Colegios Oficiales Veterinarios de Aragón. No todos estos perros cuentan con la licencia, que deben conceder los ayuntamientos. Los veterinarios apuntan que el Ayuntamiento de Zaragoza es de los que más hace cumplir la ley, y de hecho en la actualidad tiene concedidas 875 licencias para tener perros potencialmente peligrosos, según el Área de Servicios Públicos. De los 728 municipios de Aragón, solo 147 han solicitado darse de alta en Riaca, lo que les permitiría de forma gratuita llevar un riguroso control de los perros.

Los más vulnerables

Varios estudios constatan que los niños tienen entre tres y cuatro veces más posibilidades de ser mordidos por perros que el resto de la población, según el director del grupo de Etología de Avepa, organización de 3.500 miembros que preside la catedrática de Patología Animal de la Universidad de Zaragoza Maite Verde.

No solo los celos explican la mayor agresividad de los perros hacia los niños. El especialista en comportamiento animal apunta que los pequeños no saben interpretar las señales de estas mascotas. Por ejemplo, si un perro gruñe cuando se aproxima a su plato de comida un niño, este no reconoce que le está diciendo que se aleje y sigue acercándose. Incluso puede interpretar que el animal sonríe cuando enseña los dientes. No es consciente de que le está lanzando una advertencia. "Y tras el aviso viene la agresión", apunta el veterinario Camps.

Hay más niños que niñas agredidas porque los primeros prefieren a los perros como mascotas, y ellas a los gatos, explica Camps. Las agresiones tienen consecuencias mortales por la indefensión de los pequeños y porque se producen en la cabeza y los brazos. Exponen el cuello y la cara porque tienden a abrazar a su mascota. Como si fuera un peluche.

Castigo activo no, sí a educar en positivo

La forma en la que se enseña al perro influye en su comportamiento. Y si la técnica es errónea, se puede potenciar la agresividad del animal y convertirlo en un peligro público. Por eso los veterinarios y los adiestradores sensatos se llevan las manos a la cabeza al ver programas televisivos que promueven formas de enseñar que atentan contra la salud pública.

Así lo cree Tomás Camps, director del grupo de Etología de Avepa, asociación que ha enviado una carta a Cuatro denunciando las técnicas de este tipo de programas. Por ejemplo, la inundación, que sería como cerrar a un niño que tiene miedo a los ratones en un cuarto lleno de roedores. O emplear el castigo activo si el animal no lleva a cabo la conducta deseada. El adiestrador David Molina coincide con los veterinarios de Avepa: "El adiestramiento se debe basar en la educación en positivo", con premio a la buena acción en vez del castigo. Es la que practica en su escuela de 'padres' de perros . "Se logra más y emociona ver cómo disfrutan tanto el dueño como el animal".

El dato

En Aragón hay censados y registrados 173.379 perros en activo. De ellos, 3.263 son perros potencialmente peligrosos , es decir, un 1,8% pertenece a alguna de las ocho razas consideradas de esta forma o bien son cruces de razas peligrosas (1.000 de los 3.263).

En Zaragoza hay 2.258 perros potencialmente peligrosos , 795 en la capital. 

En Huesca viven 689 perros potencialmente peligrosos , 87 de ellos en la capital. 

En Teruel son 459 los perros peligrosos , 98 en la capital.

PERROS POTENCIALMENTE PELIGROSOS

Pitt bull terrier.

Altura: 55 cm.

Peso: 35 kg.

Origen: Reino Unido.

Objetivo de la raza: perro de riña.

En Aragón: 301 ejemplares censados.

Tosa Inu.

Altura: 60 cm.

Peso: 40 a 90 kg.

Origen: Japón.

Objetivo: fue perro de combate, hoy lo es de guarda personal.

En Aragón: 0.

Rottweiler.

Altura: 65 cm.

Peso: 40 a 45 kg.

Origen: Alemania.

Objetivo de la raza: pastor de ganado y guardia personal.

En Aragón: 850.

Akita Inu.

Altura: 64 cm.

Peso: 34 a 54.

Origen: Japón.

Objetivo: fue usado para cazar osos, hoy es guarda personal.

En Aragón: 49.

Dogo argentino.

Altura: 60 a 65 cm. cm.

Peso: 36 a 45 kg.

Origen: Argentina.

Objetivo de la raza: Perro de caza y guarda personal.

En Aragón: 208.

American staffordshire terrier.

Altura: 48 cm.

Peso: 20 kg.

Objetivo: pastoreo y guarda personal.

En Aragón: 668.

Fila brasileiro.

Altura: 65 a 70 cm.

Peso: 50 kg.

Origen: Brasil.

Objetivo de la raza: pastor, de caza mayor y guarda personal.

En Aragón: 10.

Staffordshire bull terrier.

Altura: 37 cm.

Peso: 11 a 17 kg.

Origen: Reino Unido.

Objetivo: Antiguamente perro de pelea, ahora perro de compañía.

En Aragón: 177.


Etiquetas