Despliega el menú
Sociedad

AGUA

Crecen por primera vez desde hace un año las reservas hídricas en Cataluña

El futuro Real Decreto sobre el minitrasvase del Ebro prevé la compra de derechos de agua a los regantes para no afectar al caudal del río.

El conseller de Medio Ambiente y Vivienda de la Generalitat, Francesc Baltasar, anunció que por primera desde que hace un año, cuando se inició el Decreto de Sequía, han crecido las reservas de las cuencas internas, con una aportación de 5,1 hectómetros durante la última quincena, lo que rompe con la tendencia decreciente que ha llevado a Cataluña a una sequía extrema. A estas alturas de 2007, las cuencas internas estaban a un 47,9% de su capacidad, mientras que este jueves rondan el 21%.

Baltasar informó en rueda de prensa de que el sistema hidrológico Ter Llobregat ha invertido por primera vez la tendencia bajista de los últimos meses y ha pasado en la última semana de estar al 20,06% de su capacidad al 21,3%.

Las últimas precipitaciones han permitido salir del estado de excepcionalidad a la cuenca de Ridaura, que vuelve a la normalidad, junto con la de Garona, que ya lo estaba. El resto de las cuencas internas siguen en estado de excepcionalidad 2, según explicó el conseller, que celebró las "buenas noticias" que suponen las próximas lluvias previstas, que podrían alejar "unas semanas más" la entrada en escenario de emergencia.

Negociar con los regantes

En rueda de prensa, el conseller Baltasar apuntó que dentro del Real Decreto que recogerá el proyecto de prolongación hasta Barcelona del minitrasvase del Ebro se incluirá la "posibilidad" de compra de derechos a las comunidades de regantes de las cuencas del Ebro, pero advirtió de que la compra no tiene por qué ser a los del Delta del Ebro.

En este sentido, dejó claro que no se trata de "expropiar" agua a los regantes, sino que se les ofrecerán posibilidades de mejora de sus condiciones a cambio de una reducción del uso de agua. Además, estas mejoras se sumarán a las modernizaciones en el regadío que prevé realizar el ministerio. "Que nadie crea que la Generalitat lo que pretende es expropiar derechos de agua", subrayó.

Aún sobre estas "compensaciones" a los regantes, Baltasar apuntó que no tienen por qué ser "monetaristas", sino que podrían consistir en otras mejoras de las condiciones de los regantes, como de infraestructuras o de condiciones de trabajo.

Baltasar respondió a las críticas de los regantes del Delta del Ebro, asegurando que las obras se podrán realizar antes de diciembre, como afirma esta comunidad agrícola. "Yo no soy la administración actuante ni la licitadora", explicó, evitando concretar las cuestiones técnicas sobre el proyecto.

Sí que anunció sobre este plan que sus concreciones técnicas se conocerán una vez firmado el acuerdo, lo que se prevé para la semana que viene. Avanzó, no obstante, que para evitar las restricciones y acelerar las obras incluirán tres turnos de trabajo, e incluso un cuarto los fines de semana. stas podrían adjudicarse a Aguas de Barcelona (Agbar) o Sacyr.

Decreto abierto

Baltasar se negó a hablar por el momento de "precios" sobre la adquisición de derechos de agua a los regantes, ya que deberán empezar a negociarlos, así como tampoco apuntó quién pagará estas compensaciones para evitar que el río pierda caudal. "El decreto dejará abiertas todas las puertas", apuntó.

Sí especificó, sin embargo, que el dinero para pagar la tubería que llevará agua del minitrasvase a Barcelona --unos 180 millones-- saldrá de los Presupuestos Generales del Estado (PGE), tal y como ya avanzó el presidente de la Generalitat, José Montilla.

Según explicó, otra cuestión que suscita debate entre los técnicos es la cantidad de agua de "excedentes" que se necesitará extraer del Ebro para evitar restricciones en la Barcelona metropolitana. En todo caso, según recalcó, el impacto será "cero" gracias a las mejoras en el regadío y las citadas compensaciones.

Apuntó que "en todo caso" serán más de 30 hectómetros cúbicos y apuntó que podrían ser hasta 40, mientras que la ministra de Medio Ambiente, Rural y Marino, Elena Espinosa, elevó hasta 50 esta misma cantidad. "Ojalá sólo necesitemos 15 hectómetros cúbicos", dijo, ya que la necesidad está ligada a la cantidad de lluvias de los próximos meses.

Baltasar recalcó, por otro lado, las diferencias entre el Plan Hidrológico Nacional (PHN) propuesto por el PP y el minitrasvase del Ebro hasta Barcelona. En este sentido, apuntó principalmente el volumen de agua, que se reduce de 120 hectómetros cúbicos "extraídos" al río a 40 hectómetros cúbicos de los excedentes.

28.000 hectómetros en trenes

Otra de las novedades anunciadas en la rueda de prensa por el director de la Agencia Catalana del Agua (ACA), Manuel Hernández, es que han llegado a un acuerdo con los operadores para traer agua en trenes, que ascenderá a 28.000 metros cúbicos semanales --equivalente a lo transportará cada uno de los barcos hasta el Puerto de Barcelona--.

Los acuerdos sobre el transporte de agua ferroviario recogen finalmente realizar un viaje diario de 4.000 metros cúbicos de agua hasta Barcelona, según precisó en base a la "propuesta final" que se ha adoptado.

Etiquetas