Sociedad
Suscríbete

Informe del INE

Crecen las rupturas al aumentar los divorcios y descender las separaciones

Las rupturas matrimoniales aumentaron un 3,9% en 2010, lo que supone que empiezan a crecer tras los descensos registrados entre 2006 y 2009, según la 'Estadística de Nulidades, Separaciones y Divorcios' del INE.

El número total de rupturas matrimoniales en 2010 aumentó por primera vez desde 2007 -el 3,9%-, ya que los divorcios crecieron -el 4,7%- y se redujeron las separaciones -el 5,6-, según los últimos datos del INE.

Según la última Estadística de Nulidades, Separaciones y Divorcios, el pasado año se produjeron 110.321 disoluciones de matrimonios, de las que 102.933 fueron divorcios, 7.248 separaciones y 140 nulidades.

Entre 40 y 49 años

El mayor número de rupturas tuvo lugar en la franja de edad entre 40 y 49 años, tanto en hombres como en mujeres; la edad media de varones se situó en 44,6 años, mientras que la de las mujeres fue de 42 años.

La duración media de los matrimonios disueltos en el año 2010 fue de 15,5 años, cifra ligeramente inferior a la observada en 2009 (15,6).

Por comunidades autónomas, las que registraron las mayores tasas de rupturas matrimoniales por cada 1.000 habitantes fueron Cataluña (2,78), Canarias (2,72) y la ciudad autónoma de Ceuta (2,73).

Por el contrario, las regiones con menores tasas fueron Castilla y León (1,73), Extremadura (1,76) y Castilla-La Mancha (1,82).

Respecto a la duración media de los procedimientos de disolución, tres de cuatro procedimientos se resolvieron en menos de seis meses.

El 86,2% de las disoluciones matrimoniales fue entre cónyuges de nacionalidad española. En el resto de los casos, uno de los cónyuges era extranjero en el 8,9% y los dos en el 4,9% de las situaciones.

La estadística recoge 245 rupturas de matrimonios homosexuales, de los que 137 fueron entre hombres y 108 entre mujeres.

El porcentaje de rupturas de mutuo acuerdo aumentaron respecto al año anterior, ya que en 2010 fueron el 67,7%, frente al 64,6% de 2009.

Cuatro de cada diez matrimonios disueltos no tenían hijos, mientras que de los otros seis, casi la mitad tenían sólo descendientes menores de edad.

El 28,5% de los matrimonios disueltos tenía un solo hijo (el 30,7 en el año anterior).

En el 57,1% de las rupturas matrimoniales se asignó una pensión alimenticia; en el 87,5% de los casos les correspondió el pago al padre (88,7% en 2009), en el 5% a la madre (5,3 en el año anterior) y en el 7,5 a ambos cónyuges (6 en 2009).

Custodia para el 83% de las madres

La custodia de los hijos menores fue otorgada a la madre en el 83,2%, en el 5,7 al padre, en el 10,5% fue compartida (ligeramente superior al 9,7% del año anterior) y en el 0,6 se otorgó a instituciones u otros familiares.

En relación con la presentación de la demanda de disolución matrimonial, en el 47,9% de los casos fue presentada por ambos cónyuges (el 45,5% el año anterior), en el 32,5 por la esposa (30,1% en 2009) y en el 19,6 por el marido (frente al 24,4% del año anterior).

Etiquetas