Despliega el menú
Sociedad

ZONAS VERDES

Con las raíces al aire

Las obras que se están realizando en el parque Bruil han secado el cesped, y algunos árboles tienen los troncos desprotegidos frente a la acción de las máquinas. La ordenanza municipal dictamina su preservación.

Muchos árboles del parque Bruil están desprotegidos frente a las excavadoras.
Con las raíces al aire
carlos moncín

Las obras de remodelación del Parque Bruil están causando 'daños colaterales' para sus habitantes fundamentales: los árboles. Raíces al aire y troncos desprotegidos ponen en peligro la salud de algunas especies. El césped, en la zona de las obras y su entorno, era verde hace apenas un mes, pero ahora presenta un aspecto casi otoñal, con claros secos y hojas muertas.

 

Respecto a los árboles, se ha protegido con una cinta uno de los ejemplares más majestuosos del parque, una enorme encina recogida en el catálogo de árboles singulares del Ayuntamiento de Zaragoza. No han tenido la misma suerte otras especies menos 'ilustres', cuya base aparece cubierta por la tierra removida para sustituir la pavimentación. También pueden verse, como constató este periódico, algunas raíces al descubierto y troncos desprotegidos.

 

Según fuentes de Parques y Jardines, la concejalía ya dio una "llamada de atención" a la empresa adjudicataria para que pusiera las medidas adecuadas para proteger los árboles, recogiendo una denuncia de la asociación de vecinos de La Magdalena. En una carta, el servicio de Medio Ambiente les ha comunicado que "se va a proceder a modificar el proyecto urbanístico para permitir que el importante arbolado con el que cuenta este parque no se vea afectado por las obras".

 

El pasado viernes, este periódico comprobó como operarios de este servicio municipal recorrían la zona, pero el Área de Parques y Jardines no tiene recursos para supervisar todas las obras que se están llevando a cabo. Mediante el Fondo Estatal de Inversión Local, 18 zonas verdes de varios barrios de la ciudad serán objeto de trabajos de reforma y adecuación en los próximos meses, una acumulación de obras inusual.

 

La ordenanza municipal de zonas verdes es clara en lo que respecta a la preservación del arbolado en proyectos de Parques y Jardines. Los troncos han de estar protegidos con tablones hasta una altura de tres metros si pasan alrededor de ellos vehículos y maquinaria de obras; las excavaciones de zanjas han de alejarse medio metro, si es posible, del pie del ejemplar; cuando en una excavación resulten afectadas las raíces de un árbol, el retapado deberá hacerse en un plazo no superior a tres días. Además, añade la ordenanza, "se sancionará a la empresa que deposite materiales de construcción en los alcorques del arbolado".

 

A juicio de Leo Vargas, de la asociación de vecinos de La Magdalena, "la ordenanza se sigue incumpliendo". Por ello, han solicitado una reunión urgente con Parques y Jardines para tratar este asunto.

Etiquetas