Sociedad
Suscríbete

Cómo enfrentarse a la vuelta al trabajo

Se acaban las vacaciones, el verano llega a su fin y la vuelta a casa y al trabajo se convierte en una tarea difícil de llevar para muchos. El famoso síndrome post vacacional se puede combatir con unos pequeños trucos, que, no por muy repetidos, dejan de ser útiles.

Cómo enfrentarse a la vuelta al trabajo
Cómo enfrentarse a la vuelta al trabajo

Ana Cruz, psicóloga del Instituto Aragonés de la Ansiedad, cree que existen muchos factores que explican por qué cuesta tanto volver a trabajar. El primero son las vacaciones en sí mismas, que suponen un cambio de hábitos: se sale más, se olvidan las labores cotidianas, se tiene tiempo libre para practicar otro tipo de actividades.... Por eso, “cuando volvemos, todo se nos viene encima”, asegura la psicóloga. “Además, hay tareas que estresan mucho y obligaciones que suponen mucho trabajo y que, tras las vacaciones, cuesta mucho retomar”, asegura.

Pero, ¿cómo retornar al día a día con energía? Para Ana Cruz, no es necesario hacer nada especial. “Es cuestión de cambiar de hábitos de vida”, explica. “Ahora nos enseñan a comer cinco piezas de fruta al día, pero no nos hablan de los buenos hábitos que nos ayudan a sentirnos mejor”. Y añade: “Por eso, tenemos que ponernos a la tarea de cuidar nuestra vida”.

Para comenzar, hay que volver de vacaciones sin prisa, “regresar antes y dejar algunos días para aclimatarse al cambio de rutinas”. Ana Cruz suma a esta práctica un pequeño consejo: “Si se puede, es mejor evitar comenzar a trabajar en lunes”, porque psicológicamente es duro pensar que todavía queda una semana por delante.

Otro pequeño truco: tomarse la vuelta al trabajo con tranquilidad. “No somos un Ferrari -explica Ana-, así que no podemos pasar de cero a cien en un segundo”. Y otro pequeño consejo: valorar el orden y la limpieza. “Las cosas se ven mejor con la mesa de trabajo limpia, y en un entorno lo más agradable posible”, explica.

Además, Ana aconseja tomarse varios periodos de vacaciones, aunque sean más cortos, en lugar de un único descanso en todo el año, si es posible. “Así dejaremos de lamentar el tiempo que se fue”, porque todavía quedan días para disfrutar.

Pero lo más importante para afrontar esta “vuelta al cole” es cuidar la vida que tenemos, generar nuevas ilusiones y hacer pequeños cambios en los hábitos de vida que permitan escapes diarios y que hagan de la rutina algo estimulante cada día. Para ello, “hay que ejercitar cuerpo y mente, que nos tienen que durar toda la vida en buenas condiciones”. “Ir a tomar algo con los amigos, al gimnasio o aprender inglés son pequeñas metas que nos ayudan a salir de una rutina ‘casa-trabajo’ que nos aísla de los demás”, concluye Ana Ortiz.

Etiquetas