Despliega el menú
Sociedad

CIENCIA

Científicos ingleses crean embriones humano-animales

La Universidad de Newcastle busca la obtención de células madre en esta práctica que repudia abiertamente la Iglesia Católica.

Un equipo de científicos de la Universidad inglesa de Newcastle ha sido el primero en el Reino Unido en crear embriones híbridos humano-animales, aseguró ayer la BBC.

Según la cadena pública británica, estos embriones, desarrollados a partir de la inyección de material genético de células epidérmicas humanas en óvulos de vaca vaciados, sobrevivieron hasta tres días, y forman parte de una investigación sobre varias enfermedades.

La Cámara de los Comunes debe votar sobre el proyecto de ley de investigación embrionaria y fertilidad, muy criticado por la Iglesia Católica. Debido a las presiones, el primer ministro, Gordon Brown, se vio obligado a conceder la libertad de voto a los diputados laboristas en los aspectos más polémicos de su proyecto de ley, que regula la creación de embriones híbridos destinados a la investigación con fines terapéuticos.

La Iglesia Católica se opone a este tipo de investigaciones porque considera que son un ataque contra los derechos humanos y pueden dar lugar a monstruosas aberraciones.

Meses de debate

La Autoridad para la Fecundación y Embriología Humanas (HFEA) dio licencias a mediados de enero a dos equipos de científicos para aplicar una medida que, según los médicos, puede ayudar a conseguir terapias para curar enfermedades como el alzhéimer o el parkinson.

La HFEA ya adelantó el pasado septiembre que autorizaba, en principio, esa práctica, tras efectuar varias consultas que indicaron que el 51 por ciento de la ciudadanía británica aceptaba esa idea. El regulador otorgó los permisos a dos universidades, el King's College de Londres y la Universidad de Newcastle, que había solicitado las licencias. Según la HFEA, ambas solicitudes cumplían todos los requerimientos de la ley, por lo que se concedió a ambos centros licencias de investigación de un año.

El doctor Lyle Armstrong, de la Universidad de Newcastle, hizo hincapié en que solo se utilizarán los embriones híbridos como "una herramienta científica" para tratar enfermedades humanas. Los científicos dijeron entonces que la creación de embriones híbridos con núcleos celulares humanos en óvulos animales (que se utilizarían para cultivar células madre y después se destruirían, sin llegar a la fase de fetos) compensaría la actual escasez de donaciones de óvulos humanos.

Según la BBC, los científicos de Newcastle utilizaron óvulos de vaca precisamente por la falta de óvulos humanos.

En declaraciones a la cadena, el profesor John Burn argumentó que su investigación es "totalmente ética", ya que, además de haber sido autorizada, experimenta "con un puñado de células a las que nunca se permitirá desarrollarse".

Tras este primer paso, el equipo de científicos intentará ahora que este tipo de embriones sobrevivan seis días, para poder extraer entonces células madre que pueden usarse para investigar tratamientos de enfermedades.

Etiquetas