Sociedad
Suscríbete

Pekín planea crear su propia estación espacial

China se suma a la conquista del espacio

El presidente de China, Hu Jintao, y el primer ministro, Wen Jiabao, presenciaron el lanzamiento desde los centros espaciales de Pekín y de Jiuquan respectivamente.

Lanzamiento del módulo espacial 'Tiangong 1'
China se suma a la conquista del espacio
AFP

China está iniciando su gran salto al universo. Con el lanzamiento del módulo espacial "Tiangong 1" (palacio celestial) el gigante asiático quiere conquistar su propio lugar en el cosmos. Mientras los programas espaciales de Estados Unidos y Rusia se tambalean y el futuro de la estación interancional ISS está en el aire, Pekín da el pistoletazo de salida a su propia estación.

Con sus 8,5 toneladas, el "palacio celestial" es una módulo experimental que primero ensayará maniobras de acoplamiento y que el próximo año utilizarán como minilaboratorio los astrounautas chinos.

"En primer lugar, el 'Tiangong 1' da la posibilidad de practicar maniobras de acoplamiento", explicó a dpa el experto militar y espacial de la fundación estadounidense Heritage Dean Cheng. "Esa operación es la base para todo lo que China quiere hacer en el espacio, ya sean vuelos a la luna, la construcción de una estación espacial o vuelos de larga duración".

Los expertos evitan hablar de una carrera espacial, ya que estadounidenses y rusos sacan décadas de ventaja a los chinos. Pero Pekín avanza lenta aunque constantemente. "China hace avances continuos", resalta Cheng. "Los problemas de los programas estadounidenses y los rusos dejan además espacio para reducir esa distancia", explica.

"China desarrolla un programa espacial de la misma forma que Estados Unidos en los 60 y 70", apunta la profesora y experta en China del Instituto Naval Estadounidense Joan Johnson-Freese. "Quieren emular lo que hizo Estados Undios" y esperan conseguir las mismas ventajas, agrega. Y es que el ambicioso programa no persigue sólo fines científicos, sino también políticos y militares.

Por eso, no es casualidad que el lanzamiento del "Tiangong 1" se produzca poco antes de que el sábado se celebre el día nacional chino. "Ayuda a impulsar el orgullo nacional y fortalece la confianza en el gobierno en tiempos difíciles", dijo a dpa el experto espacial Morris Jones.

Durante el lanzamiento del "Tiangong 1", la televisión estatal mostró como el presidente, Hu Jintao, seguía las imágenes desde el centro de control. Según Cheng, para "ganar legitimidad interna durante una nueva demostración de la potencia china gracias al Partido Comunista".

El programa espacial también reportará réditos diplomáticos y estratégicos al gigante asiático. "Es un recordatorio a vecinos como Japón, Taiwan y la India, de que China tiene considerables posibilidades en el espacio y de que algunas, como cohetes o satélites de reconocimiento, también pueden dirigirse hacia ellos", opina Cheng.

Y es que la nueva aventura China no deja de estar al servicio del Ejército de Liberación Popular. "Ofrece grandes ventajas de organización y coordinación al Ejército", explicó el Ministerio de Defensa chino para defender su participación en el proyecto, una práctica habitual a nivel internacional, según Pekín. El gobierno chino rechza el desarrollo armamentístico espacial y tiene fines únicamente pacíficos, aseguró un portavoz del ministerio.

Pero al igual que sus colegas estadounidenses, los generales chinos saben que en el futuro las guerras se decidirán desde el espacio. Y en 2007, China ya demostró su capacidad para derribar satélites enemigos.

"Un gran porcentaje de la tecnología espacial es útil tanto para fines civiles como militares", explica Johnson Freese. "Servirá indirectamente a las Fuerzas Armadas chinas, al igual que el desarrollo del Apollo fue una ventaja para el Ejército estadounidense".

Etiquetas