Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

SEGURIDAD ALIMENTARIA

Casi mil millones de personas sufren hambre en el mundo

Discurso de Moratinos
Casi mil millones de personas sufren hambre en el mundo
AFP PHOTO

El director general de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), Jacques Diouf, advirtió de que los datos actuales de hambrientos en el mundo, casi 1.000 millones de personas, son "más inquietantes" que en 1996.

Diouf inauguró en Madrid, en compañía del ministro español de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Miguel Ángel Moratinos, la Reunión de Alto Nivel sobre seguridad alimentaria organizada por el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero y Naciones Unidas.

El máximo responsable de la FAO subrayó que la seguridad alimentaria es una "condición primordial para la paz y la seguridad en el mundo" y alertó de que en 2008 las previsiones apuntan a que los hambrientos en el mundo han aumentado en más de 40 millones, lo que situaría la cifra total en 963 millones de personas que sufren en el mundo hambre y desnutrición.

De forma paradójica, la producción mundial de cereales en 2008 ha alcanzado "un nuevo récord" y debería bastar para alimentar a la población mundial hasta 2009, dijo el también vicepresidente del equipo de alto nivel del secretario general de la ONU para la crisis alimentaria mundial.

Diuof llamó la atención sobre el hecho de que los recursos destinados a sostener la agricultura y la ganadería en los países pobres y en desarrollo haya caído en los últimos años --hoy representa sólo el 3 por ciento de la ayuda al desarrollo mundial, cuando en 1980 representaba un 18 por ciento-- por lo que instó a la comunidad internacional a "movilizar recursos adicionales" en ese sentido.

El director de la FAO saludó la decisión de la UE de destinar 1.000 millones de euros para ayudar a los productores agrícolas del tercer mundo, pero advirtió de que la financiación en este campo aún dista mucho de estar a la altura de las necesidades.

Aumento de los precios

También alertó de que la caída del precio de los alimentos registrada desde junio no debe interpretarse como el "final" de la crisis alimentaria, porque la contracción de los precios, unida a la "incertidumbre económica" podría "desalentar" las inversiones de algunos agricultores.

Y si la siembra de la próxima campaña se reduce, volvería a producirse un "brusco" aumento de los precios, quizás incluso más fuerte que el registrado en 2007 y 2008. Diouf concluyó su intervención esperando que en estos dos días de reuniones en Madrid se anuncien "contribuciones concretas" para luchar contra el hambre porque, subrayó, el desafío al que se enfrenta la comunidad internacional no consiste sólo en alimentar a casi 1.000 millones de hambrientos, sino en garantizar el sustento a los 9.000 millones de ciudadanos que se prevé que poblarán el mundo en 2050, para lo que será necesario "duplicar la producción agrícola mundial".

A la reunión de Madrid asisten representantes de 120 países con el objetivo de llamar la atención de nuevo sobre la crisis alimentaria y diseñar, junto a organismos internacionales y la sociedad civil, una nueva 'hoja de ruta' para luchar contra el aumento de los hambrientos en el mundo como consecuencia de la subida del precio de los alimentos.

El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, y el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, la clausurarán este martes.

Apoyo de EE.UU. a Zapatero

La secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton, ofreció el "apoyo" de la Administración de Barack Obama al Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero para luchar contra el hambre en el mundo. Clinton agradeció a Rodríguez Zapatero haber ofrecido Madrid como sede de la reunión y elogió el papel de España por haber "tomado la iniciativa" de desplegar esfuerzos globales adicionales "en busca de una solución a largo plazo para el problema del hambre". La ex primera dama se disculpó por no poder asistir personalmente a la cita, si bien destacó que ha enviado a un "fuerte equipo" de altos funcionarios estadounidenses que le mantendrán puntualmente informada.

En su alocución, subrayó que el presidente Obama ha dejado claro que el alivio del hambre en el mundo es una "prioridad absoluta" para su Administración. "Como dijo en el primer día de su mandato, 'a los ciudadanos de los países pobres os prometemos trabajar a vuestro lado para hacer que vuestros cultivos florezcan y corran las aguas limpias; para alimentar a los cuerpos y las mentes hambrientas", recordó.

La secretaria garantizó que tanto ella como Obama pretenden otorgar mayor atención a la seguridad alimentaria y, en concreto, a que los países en desarrollo "puedan invertir en la producción de alimentos", que tengan acceso a éstos "a precios asequibles", así como a la educación y la tecnología.

En este sentido, aseguró que la Administración Obama está "comprometida" en intentar construir una nueva colaboración entre países donantes, naciones en desarrollo, agencias de Naciones Unidas, ONG y el sector privado, entre otros actores, para "coordinar mejor las políticas" con el objetivo de cumplir los Objetivos de Desarrollo del Milenio que la comunidad internacional se fijó en el año 2000.

Advirtió de que la inseguridad alimentaria y la subida de los precios de los alimentos representa una "amenaza para la prosperidad y la seguridad en muchos países en desarrollo" y alertó de que millones de personas corren el riesgo de verse empujadas hacia la pobreza, lo que haría peligrar la consecución del primero de los Objetivos del Desarrollo del Milenio, que pretenden reducir a la mitad la pobreza extrema y el hambre en 2015.

Y con una población hambrienta los Gobiernos y los países son más vulnerables a la inestabilidad, añadió la secretaria durante el vídeo emitido durante la inauguración del encuentro, que corrió a cargo del director de la Organización de la ONU para la Agricultura y la Alimentación (FAO), Jacques Diouf, y Miguel Ángel Moratinos.

 

Un 0'7% del PIB para la Ayuda al Desarrollo

En su discurso, Moratinos, Ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación,  ha solicitado a la comunidad internacional un "aumento sustancial" de los fondos que destinan para financiar el sector agrícola y programas de nutrición en los países pobres y en desarrollo.

El jefe de la diplomacia española propuso crear un mecanismo para "canalizar recursos" a nivel global hacia el sector agrícola y proyectos de nutrición que no supondrá crear ninguna nueva institución, ya que valdría con usar las agencias de desarrollo ya existentes.

El ministro animó a las naciones más ricas a que sigan el ejemplo español y se comprometan a destinar en 2012 el 0,7 por ciento de su Producto Interior Bruto a Ayuda Oficial al Desarrollo, al tiempo que dio su apoyo a la Alianza Global para la Agricultura y la Seguridad Alimentaria que pretende lanzarse en esta reunión.

También recordó que el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, comprometió en junio pasado 500 millones de euros para financiar políticas agroalimentarias en el tercer mundo hasta 2012 y subrayó que España multiplicó por ocho sus contribuciones al Programa Mundial de Alimentos durante 2008.

El ministro advirtió de que la crisis alimentaria representa "una amenaza seria para la estabilidad mundial", por lo que urgió a actuar con "responsabilidad política". En este sentido, confió en que de esta reunión salgan compromisos de "nuevos recursos" contra el hambre. 

La reunión

A la reunión de Madrid asisten representantes de 120 países con el objetivo de llamar la atención de nuevo sobre la crisis alimentaria y diseñar, junto a organismos internacionales y la sociedad civil, una nueva 'hoja de ruta' para luchar contra el aumento de los hambrientos en el mundo como consecuencia de la subida del precio de los alimentos.

La organización de esta Reunión de Alto Nivel sobre seguridad alimentaria recae en el Gobierno español y en Naciones Unidas y pretende ser la continuación de la conferencia celebrada en Roma en junio pasado, en el marco de la cual España comprometió 500 millones de euros hasta 2012 para financiar políticas agroalimentarias de desarrollo.

Etiquetas