Despliega el menú
Sociedad

DIARIO DE UNA ESPERANZA

Carta de José Carlos a los Reyes Magos

El pequeño José Carlos Galera escribe desde Minneápolis (EE. UU.), donde está siendo tratado de una rara enfermedad.

El pequeño José Carlos Galera, ayer, escribiendo su carta a los Reyes Magos en Minneápolis
Carta de José Carlos a los Reyes Magos
J.M.G.

Con la misma ilusión de cualquier otro niño, José Carlos Galera también escribió ayer su carta a los Reyes Magos. Con buena caligrafía, les ha pedido a sus Majestades una de las videoconsolas de moda desde su habitación del hospital de Minneápolis (EE. UU.), donde está siendo tratado desde el pasado noviembre de una rara enfermedad conocida como adrenoleucodistrofia.

Treinta días después del trasplante de médula al que ha sido sometido el pequeño zaragozano, la familia Galera esperaba ayer el alta médica para trasladarse a la residencia Ronald McDonald, donde habrá de completar, si todo va bien, el tratamiento hasta mediados del próximo marzo.

Aunque con una enorme dosis de prudencia, de momento, "José Carlos se encuentra perfecto", señaló vía telefónica su padre, José Manuel Galera. "A pesar del cansancio que se acumula y de las enormes ganas de volver a casa, te emociona verlo hacer sumas y restas con soltura y comprobar sus ganas de correr y jugar por los pasillos con otros niños como el primer día que llegamos". Cada jornada que pasa es una alegría, cada mañana que José Carlos se despierta -"siempre sonriente"- es un pequeño milagro, aunque el éxito del tratamiento solo se podrá afirmar cuando hayan transcurrido cien días.

El riesgo continúa y cualquier complicación o infección devolverá al niño zaragozano al hospital; pero, por ahora, los médicos siguen siendo optimistas y afirman, al menos, que la enfermedad ha dejado de crecer.

Los Galera tendrán hoy, además, un nuevo motivo de alegría. Silvia, la hermana de José Carlos, llega a Minneápolis acompañada por su tía Teresa donde pasarán todos juntos unos diez o doce días.

El caso de José Carlos ha despertado en Aragón un enorme apoyo social. Su familia y entorno han logrado en poco más de un mes recabar los 800.000 euros necesarios para sufragar la operación y tratamiento médico en Estados Unidos.

Etiquetas