Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

ENRIQUE CEREZO

"El canon digital se ha cobrado legalmente, no se devolverá ningún dinero"

El presidente de la entidad de gestión de derechos audiovisuales afirma que el gasto medio es de dos euros por habitante y año.

El presidente de la entidad de gestión de derechos de los productores audiovisuales (EGEDA), Enrique Cerezo, descartó ayer la posibilidad de que quienes reclaman la devolución del canon digital recaudado por las entidades de gestión de derechos de autor recuperen el dinero.

"No entra en nuestra cabeza que se tenga que devolver ningún dinero por el canon y (...) mientras la sentencia no diga lo contrario, es una utopía pensar en devolver algo que se ha cobrado legalmente", zanjó Cerezo, en un desayuno organizado por el Foro de la Nueva Cultura. Según Cerezo, la sentencia del Tribunal de Justicia de la UE "no dice nada de devoluciones, sino que las entidades de gestión han actuado con arreglo a la legalidad vigente, que dice que hay que cobrar. Y se ha cobrado cuando se ha podido".

El productor cinematográfico insistió en que, "a pesar de su escasa relevancia económica, el mal llamado canon digital parece ser el centro de los males del universo" y criticó que "igual que en el fútbol, todo el mundo opina sin conocer".

Así, aseguró, las cifras que dan "algunos detractores" están "muy lejos de los 2.500 millones de euros totales o los 220 euros por hogar que dicen que cobramos". Según sus datos, el conjunto de entidades ingresaron menos de cien millones de euros en 2009, "o lo que es lo mismo -afirmó- dos euros por habitante y año". Por el contrario, añadió, "la piratería ocasiona daños por 10.000 millones de euros. Queda claro que la copia privada no lo compensa, ni lo pretende".

Cerezo reclamó más compromiso de las televisiones, públicas y privadas con el cine español, tanto en la financiación, como en su difusión; se quejó de lo "poco" que se programa, mientras en países como Francia defienden su producción desde el Estado, y aseguró que, si se programase, la audiencia "acompañaría".

También reiteró que el cine español "no vive" de las subvenciones, volvió al ejemplo francés para ilustrar que allí multiplican por siete las ayudas, y pidió protección a la industria del cine como "cuestión de Estado, sin etiquetas ni ideologías".

"Es falso que productores, directores o actores sean unos pedigüeños y vivan del cuento", dijo, y aseguró que el cine recibe cada vez menos subvenciones, que "no son un regalo", sino un anticipo. Recordó los graves perjuicios ocasionados por las copias por internet y puso el ejemplo de 'Ágora', de Alejandro Amenábar, difundida a pesar de los sistemas de seguridad tras una grabación pirata obtenida en Rusia: "en pocos días se habían hecho 700.000 descargas ilícitas", dijo Cerezo.

Etiquetas