Despliega el menú
Sociedad

EL PELIGRO DE LAS DISTRACCIONES

Cada año mueren ahogados en España entre 70 y 150 niños

Cada año mueren en España entre 70 y 150 niños por ahogamiento en playas, piscinas, ríos y embalses y en el 86 por ciento de los casos se produce en instalaciones privadas, según los datos de Asociación Estatal de Víctimas de Accidentes (DIA). En estas circunstancias han muerto ya un total de ocho menores en lo que va de verano.

Así, según esta entidad los accidentes por inmersión en agua constituyen una "importante causa" de mortalidad infantil y de secuelas permanentes --en el 60 por ciento de los menores que sobreviven a estas circunstancias-- cuyo mayor riesgo lo sufren los niños entre uno y cuatro años.

Con la llegada del verano, DIA advierte de la constante distracción de las familias sobre los riesgos que corren los niños en las zonas de baño, ya que la mitad de los menores víctimas de ahogamiento fue visto dentro de la casa la última vez, antes de producirse el accidente. Asimismo, un 23 por ciento de los fallecidos estaba previamente en el porche, patio o césped antes de ahogarse; y la mayoría (77 por ciento) fueron perdidos de vista en tan sólo cinco minutos o menos, antes de encontrarlos flotando o sumergidos en el agua.

Proliferación de piscinas

Entre las causas del aumento de estos casos, DIA señala la proliferación del número de piscinas en los últimos años en España, y calcula que existen más de 580.000, siendo el segundo país europeo que más instalaciones tiene de este tipo, después de Francia. De ellas, el 86 por ciento son privadas y el 14 por ciento restante, públicas. Por su parte, Andalucía, Baleares, Canarias y Cataluña son las autonomías con mayor número de piscinas.

Un total de ocho menores han muerto este verano ahogados en playas y piscinas en lo que va de verano. El último caso se produjo este martes con el fallecimiento de un niño de cinco años tras sufrir ahogamiento en una playa del Parque Agua, cercano a la Expo internacional de Zaragoza, según informó el Gobierno aragonés.

Este lunes también un joven de 15 años falleció en un hospital madrileño tras sufrir un ahogamiento en una piscina en la localidad toledana de Méntrida. Asimismo, el día 14 falleció un bebé de 18 meses que cayó a una piscina de El Campello (Alicante) y seis días más tarde, una niña de tres años moría en el pueblo malagueño de Cómpeta.

El día 23, una niña de cuatro años se ahogó en el Aquópolis de Madrid después de sufrir un desvanecimiento. Ese mismo día un niño de dos años perdía la vida en una piscina de la localidad malagueña de Pizarra.

Un día más tarde una niña francesa de dos años, que acababa de llegar a Elche para visitar a su padre, moría tras caer en la piscina. El viernes, día 25, una niña de 7 años se ahogaba en la piscina de una urbanización de Murcia.

Etiquetas