Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

GASTRONOMÍA TRADICIONAL

Borrajas en Shanghái

La gastronomía aragonesa llegará al escaparate de la Exposición Universal china de la mano del chef Josechu Corella.

Podría ser el título de la última película de Sofía Coppola, tan aficionada ella al mundo de la cocina y a la cultura oriental. Pero no, se trata del nuevo reto al que se enfrenta el chef Josechu Corella: ni más ni menos que representar a la gastronomía aragonesa en la Exposición Universal que tiene lugar desde el pasado 1 de mayo en la ciudad de Shanghái. Es lo que tiene poder presumir de estrella Michelin.

Aunque la primera cita del responsable del restaurante Bal d’Onsera en China se sitúa en la ciudad de Hong Kong, el próximo 24 de junio, en el Hotel Regal. Una primera toma de contacto con el país asiático donde Corella ofrecerá tres cenas para cuarenta empresarios cada día. “Es una ciudad considerada como la puerta de Asia, así que intentaremos ofrecer lo mejor para propiciar futuras exportaciones de nuestros productos”, explica el chef.

Buenos vinos

No faltarán, por ello, productos tan típicos -y cada vez más apreciados en el mercado exterior- como la borraja, el ternasco, o el aceite, en este caso de La Almunia de doña Godina. Y para acompañar, tres buenas bodegas aragonesas, como son Enate, Care y Alto Moncayo.

Pero el plato fuerte llegará con la celebración de la Semana de Aragón en la muestra de Shanghái, del 28 de junio al 4 de julio. El pabellón de España en la Expo ha querido ‘enfrentar’ a dos cocineros, uno de la comunidad autónoma en cuestión, y otro extranjero. En total, 38 grandes cocineros de 15 nacionalidades distintas y un total de 45 estrellas Michelin que buscarán ofrecer la excelencia gastronómica de cada región. No faltarán Arzak, Berasategui, Subijana, Pepe Solla… Los chefs españoles seleccionados representarán así la cocina española en un céntrico hotel de la ciudad, fuera de la Expo.

Así que allá estará Josechu Corella, compartiendo fogones con Frank Camorra, un barcelonés nacionalizado australiano y reconocido como el ‘Cocinero del año 2008’ en Melbourne. “La idea es dar una visión de alta cocina aragonesa, ofreciendo platos muy sofisticados, incluso rizando el rizo”, señala. Como ejemplo, los vinos llevados para la ocasión, algunos de ellos difíciles de encontrar incluso en Aragón –alcanzan hasta los 300 euros por botella-. “Serán de muy alta calidad, con vistas a que abran brecha en el mercado”, reconoce el chef.

Así que los privilegiados comensales de la Expo china disfrutarán de auténticas delicias, como un ‘Atún rojo con helado de pimiento y verdura de la Ribera’ o ‘Pichón con tomate de ciruelas’, entre otras muchas recetas. Todo un desafío para Corella, teniendo en cuenta las trabas aduaneras del país, y las dificultades del transporte. “Intentamos llevar todo lo posible desde aquí -comenta-, pero es complicado y costoso”.

Una pena, teniendo en cuenta el tirón de alguno de nuestros productos en aquellas tierras. “Nuestros productos son muy bien recibidos porque, desgraciadamente, no somos muy conocidos, así que conseguimos sorprender”, relata. Los organizadores del evento de Hong Kong “insistieron” en la presencia de la borraja y el ternasco, pese al elevado coste de transportarlos.

¿Alguien se imagina una cita gastronómica española sin tapas? La delegación española, aparte del bar del pabellón patrio, regentado durante la muestra por Pedro Larumbe, ha organizado una semana de la tapa en la que se podrá comer y, sobre todo, debatir acerca de esta tradición culinaria. Se abordará el concepto de tapa como elemento ya incorporado a la cocina de otros países, como Estados Unidos.

Etiquetas