Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

SOCIEDAD

Bodas 'low cost'

La crisis también azota al sector de las bodas. Por tercer año consecutivo, y como consecuencia directa de la inestabilidad económica mundial, el coste de los enlaces en España ha bajado en torno al 10,2% con respecto al año 2009. Las parejas se gastan una media de 16.500 euros en una boda con un centenar de invitados, oscilando entre los 10.000 y los 25.000 euros dependiendo de la comunidad autónoma en la que se celebre. Son datos de un estudio de la Federación de Usuarios y Consumidores Independientes (FUCI).

Madrid se sitúa a la cabeza de las comundiades en las que más caro es contraer matrimonio. Así, las parejas se dejan una media de 19.200 euros, mientras que en la Comunidad Valenciana y Cataluña, las regiones situadas en segundo y tercer lugar, respectivamente, casarse viene a costar más de 18.000 euros.

En el otro extremo de este peculiar ranquin se sitúan Extremadura y Canarias, comunidades en las que el coste medio de un enlace con cien invitados es de 14.800 y 14.300 euros, respectivamente.

En el centro de la tabla se encuentran el País Vasco (con 18.000 euros), Navarra y Murcia (con más de 17.000), La Rioja, Cantabria y Galicia ( las tres superan los 16.000), Castilla y León (16.000), y Aragón, Baleares, Andalucía, Asturias y Castilla-La Mancha (con más de 15.000 euros en las cinco comunidades).

Para la presidenta de FUCI, Agustina Laguna, estos datos reflejan que la crisis está pasando factura en los banquetes nupciales. "Los novios se tienen que apretar mucho el cinturón para hacer frente a unos gastos que suponen en muchos casos el salario de todo un año de uno de los contrayentes", asegura.

Créditos rápidos

Además, casi un tercio de las parejas que contraen matrimonio se ven obligadas a "acudir a entidades financieras a contratar créditos rápidos para sufragar los gastos de la boda", concluye Laguna, quien ve clara la relación existente entre la situación económica actual y la evolución sufrida en el gasto medio de los españoles en bodas, lo que evidencia "la maltrecha situación económica de las parejas más jóvenes".

Los datos del estudio que la FUCI hizo públicos ayer se han elaborado a partir de una encuesta realizada en una treintena de ciudades españolas, y partiendo de un enlace tipo de cien comensales.

El primer gasto al que tendrán que hacer los novios que deciden casarse es el traje, que en el caso de ella no es inferior a los 600 euros, a lo que habrá que sumar los zapatos (entre 50 y 120 euros), el peinado (entre 50 y 140 euros), el maquillaje (entre 60 y 120 euros), el ramo y los complementos (entre 100 y 250 euros), por lo que el precio final de los gastos de una futura esposa puede llegar a los 1.750 euros. En el caso de los hombres, el dinero gastado oscila entre los 375 y los 1.040 euros.

El banquete representa el principal gasto de la boda y el precio por invitado puede oscilar entre los 48 y los 100 euros, a lo que habría que sumar el coste de la música y la barra libre, que oscila entre los 950 y los 1.800 euros.

Asimismo, hay que añadir los detalles de la boda, como las arras, que pueden costar entre 60 y 120 euros; las alianzas, entre 80 y 220 euros; las invitaciones, entre 120 y 240 euros; las flores de la iglesia, entre 250 y 750 euros y el reportaje fotográfico, entre 500 y 1.200 euros, mientras que el viaje de luna de miel suele superar los 1.500 euros y puede llegar hasta los 4.000 euros.

Desde FUCI se recomienda a las parejas que vayan a contraer matrimonio que realicen un presupuesto acorde a sus posibilidades, que lo preparen con tiempo para poder comparar precios, concretar y cerrar el precio final del cubierto y de detalles como la barra libre, el horario y los tipos de viaje y reservar anticipadamente el viaje de novios.

Etiquetas