Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

COMO LAS DE LOS ABRUZOS

Berlusconi promete viviendas a los afectados por el temporal

El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, prometió viviendas como las que se han entregado a los afectados por el seísmo que asoló la región de Los Abruzos, para los damnificados por el temporal que ha azotado la isla de Sicilia y que deja, hasta el momento, 23 muertos.

Durante una visita a un hotel de la provincia siciliana de Messina en el que se alojan algunas de las 524 personas que han tenido que ser evacuadas por la catástrofe, Berlusconi aseguró que se construirán nuevos barrios más seguros para darles cobijo, como se ha hecho en la ciudad de L'Aquila, capital de Los Abruzos.

"La reconstrucción cuesta demasiado y no es segura. Por lo tanto, haremos como en L'Aquila: nuevas viviendas en otras zonas, pero siempre dentro del tejido urbano", comentó el primer ministro, en declaraciones que recogen los medios de comunicación italianos.

"Haremos como en L'Aquila, estaremos próximos a vosotros con todos los medios", añadió.

Berlusconi, quien sobrevoló el domingo en helicóptero la zona devastada por el temporal que, desde el pasado jueves, ha causado inundaciones y derrumbamientos de edificios, explicó que hay dos elementos que juegan en contra de la reconstrucción de las zonas afectadas: el tiempo y la seguridad.

"Esas zonas ya no son habitables. Construiremos nuevos barrios como los hechos en L'Aquila. El dinero no es problema, el Gobierno aportará los recursos necesarios. Las instituciones municipales deberán ocuparse de identificar las nuevas áreas edificables", apuntó.

"Crearemos estructuras habitables con jardines, pero también con tiendas para relanzar el pequeño comercio", agregó.

Berlusconi aseguró que, en lo que respecta al aspecto económico, se hará lo mismo que con el seísmo de 5,8 grados de magnitud en la escala abierta de Richter que dejó 299 muertos el pasado 6 abril en Los Abruzos: bloquear inmediatamente las hipotecas y el pago de impuestos de los afectados por la catástrofe.

En una posterior rueda de prensa celebrada en la sede de la Gobernación Civil de Messina, Berlusconi explicó que, a pesar de que las autoridades italianas ya preveían que se verificara este temporal, la emergencia hidro-geológica ha sido "excepcional y ha golpeado a asentamientos poblacionales que databan de hace cientos de años".

"Las precipitaciones que han comenzado en la tarde del 1 de octubre han sido aún más intensas de lo que se preveía y los intervalos entre unas y otras se han limitado a tres y seis horas. Ha sido una cosa verdaderamente excepcional", añadió.

Por el momento, siguen desaparecidas unas cuarenta personas y 29 heridos permanecen ingresados en varios hospitales de la zona, mientras algunas pedanías de la provincia de Messina están aisladas.

Etiquetas