Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

SAN ANTÓN

San Pablo celebra la fiesta de los animales

Casi 200 mascotas participaron ayer en la celebración de San Antón en la iglesia de San Pablo de Zaragoza.

Los perros, bien abrigados para contrapesar el frío zaragozano, esperan en brazos de sus dueños la bendición de San Antón.
San Pablo celebra la fiesta de los animales
OLIVER DUCH

Benditos animales. Sí, benditos porque ayer el párroco de San Pablo les impartió la tradicional bendición. Aunque más benditos todavía por los achuchones, disfraces y flashes que soportaron sin rechistar. Al más puro estilo Paris Hilton, casi 200 mascotas -el 95%, perros- participaron ayer en la celebración de los actos de San Antón, patrón de los animales, en la capital aragonesa.

Los dueños eran de lo más variopinto. Eso sí, todos tenían un común denominador: la pasión por los 'cuatro patas'. Mayores y niños, mujeres y hombres, de un barrio o de otro... casados con sus mascotas hasta que las muerte los separe. O no. En algunos casos, como en el de Dionisio Iranzo, su amistad es tan fuerte que nada ni nadie podrá romperla. "Yo tenía tres perros carlinos: Adga, Bony y Twingo. A este último le llamé así porque mi hijo trabaja en Renault. Aunque ya no están conmigo siempre vendré a la bendición de San Antón con estas fotos", explicó mientras mostraba emocionado imágenes de sus queridas mascotas. A su lado, estaban Inma García, con Lola, y la rusa Alexia Romanova, con Sonia. "No nos conocemos, pero al vernos con el mismo perro nos hemos unido", señaló Inma. "Es que un carlino es un carlino, ¿verdad, amor?", añadió Alexia, que en la otra mano sostenía una jaula con su tórtola blanca, Cucú.

Muy lejos quedan ya los tiempos en que los agricultores hacían desfilar ante el santo a sus caballerías, bien enjaezadas, para que recibieran la bendición. Hoy parece más una pasarela de moda canina, al nivel de las 'humanas' de Milán o Nueva York. Alina Tanessie paseó a su perra Lola, de 5 años, con zapatillas Converse y jersey rosa. La cobaya Cuqui, de Mario y Pablo Centurión, de 4 y 2 años, lucía un simpático disfraz de gnomo.

Ahora bien, los que causaron sensación fueron la pareja de perros de María Luz Palaín. Guehisa presumía de 'cuerpito' con un vestido de cuero, chaqueta rosa de Minnie Mouse y gorrito con un lazo y puntillas. Micky iba un poco más discreto con mono azul y gorra de Burberry¿s. Si hubieran organizado un concurso de belleza, la gata Mimí, de María Rosa Marva, hubiera quedado finalista con su sombrerito rosa con flores azules. "Lo he hecho yo. Prendas así no las encuentras en las tiendas", defendió la dueña.

Algunos aprovecharon la ocasión para manifestarse a favor de los derechos de los animales. El perro de Gabriel Fuertes, un montaña del Pirineo llamado Beka, llevaba sobre su lomo un cartel que rezaba: "No abandones a tu perro, él nunca lo haría". Otros se llevaron el agua en un 'tupperware' para bendecir a sus animales en casa. María Teresa Gracia fue una de ellos. "Tengo varias mascotas y no podía traerme a todas", comentó.

Los caballos de la policía local, Trueno y Príncipe, hicieron las delicias de los más pequeños. Aunque el animal más fotografiado fue la hámster Genoveva, la malabarista. Su dueño, José Miguel Royo, afirmó: "En Novallas llevaba a las ovejas y al burro, pero este animalito también es bendito" .

Etiquetas