Despliega el menú
Sociedad

AGUA

Barcelona se asegura el suministro de agua por medio de barcos

Un total de 22 millones de euros mensuales costarán los diez barcos procedentes de Carboneras (Almería), Marsella (Francia) y Tarragona que a partir de la primera quincena de mayo traerán agua a Barcelona para evitar restricciones en verano en el área metropolitana.

El conseller de Medio Ambiente, Francesc Baltasar, ha explicado que el Puerto de Barcelona ya está listo para recibir los primeros buques cisterna, a falta, únicamente, de que se firmen los contratos con las compañías navieras para hacer efectivo este operativo de emergencia.

Según las previsiones de la conselleria, los dos barcos procedentes de Tarragona llegarán a Barcelona la primera quincena de mayo, mientras que la segunda quincena se incorporarán cinco buques que transportarán agua potable y prepotable de Marsella.

No será hasta agosto cuando Barcelona recibirá el agua sobrante de la planta desaladora de Carboneras, ya que las obras en este puerto almeriense aún no han finalizado.

En total serán diez los barcos que, inicialmente, transportarán 2,6 hectómetros cúbicos de agua mensuales a Barcelona, si bien existe la posibilidad de contratar un buque adicional para los itinerarios con origen en Carboneras y Tarragona.

Coste de 22 millones de euros mensuales

Este operativo, que la Generalitat ha activado para evitar restricciones de agua en el área metropolitana durante este verano, tendrá un coste mensual de 22 millones de euros, en el que se incluye el precio de compra en la fuente de origen, el transporte y otros importes derivados, como las tasas portuarias o de explotación de las infraestructuras.

"Sabemos que es caro, pero queremos dar garantías de abastecimiento a toda la población. Nadie sabe lo que supondría que el 75% de la población de Cataluña entrase en un sistema de cortes de agua sistemático. Yo no me lo quiero ni imaginar. Esta medida queda plenamente justificada ante esta situación de emergencia", ha subrayado Baltasar.

El conseller ha revelado que desde la conselleria se está estudiando la posibilidad de que otros puertos catalanes reciban también buques cisterna, siempre que reúnan una serie de requisitos, como que tengan la profundidad suficiente o que estén relativamente cerca de una red de suministro con la capacidad necesaria para llevar a cabo esta intervención.

Baltasar, por otro lado, ha explicado que ha establecido conversaciones con Renfe para valorar la posibilidad de traer agua a Cataluña en tren, una medida que, en todo caso, se plantea como un "complemento" del transporte marítimo, sólo plausible en escenarios "muy críticos".

Etiquetas