Despliega el menú
Sociedad

EN LA ÚLTIMA

Balones (de oxígeno) para empresarios

Lolo Sainz, Corbalán, Romay y José Luis Sáez explican en Benasque cómo aplicar el deporte a la capacidad de liderazgo de los responsables de las pymes.

Fernando Romay, en un descanso del seminario.
Balones (de oxígeno) para empresarios
áNGEL GAYÚBAR

El equipo que se presentó esta semana en Benasque no tenía desperdicio. Lolo Sainz, José Antonio Corbalán, Fernando Romay y José Luis Sáez, presidente de la Federación Española de Baloncesto. Con las horas que han pasado en la cancha, lo lógico sería pensar que venían a un torneo de veteranos. O a entrenar a menos duchos en la materia. Pero no. Su misión era otra. Casi casi de profesores. ¿Sus alumnos? Más de 150 empresarios, procedentes en su mayoría del valle benasqués, que no fueron a aprender cómo hacer un buen mate o no fallar desde la línea de tres, sino a informarse sobre técnicas de liderazgo.

Confianza, credibilidad, solidaridad, eficacia, pasión, ilusión, entusiasmo? Unos términos rotundos y unos conceptos muy claros fueron los que se analizaron en la localidad oscense durante el transcurso del Seminario de Formación Empresarial 'Baloncesto y Liderazgo'. Allí, estos deportistas, que tanto saben de bloqueos y alto rendimiento, les contaron cómo su experiencia personal puede aplicarse a las pymes. A saber: aprender cuáles son los factores clave que contribuyen al alto rendimiento, detectar qué es lo que bloquea a las personas y evita que rindan adecuadamente, conocer qué papel puede y debe jugar el líder para evitarlos... Y sin necesidad de botar un balón para ello.

"Al final, deporte y empresa son casi lo mismo; el esfuerzo y el tesón son la base de todo", sostuvo Françesc Fajula, uno de los organizadores de este encuentro, para quien la motivación, el liderazgo o la habilidad para montar equipos son características que comparten la práctica deportiva al más alto nivel y el desempeño de la actividad empresarial. Una idea en la que incidieron los ponentes ante el numeroso público presente durante toda la jornada, convocada por la Fundación Banesto, la Escuela de Negocios del Pirineo, ESNEPI y la Fundación de la Federación Española de Baloncesto. "Estamos en un mundo competitivo en el que los ejemplos deportivos son cada vez más válidos para su aplicación, con ligeros cambios, en el mundo empresarial", reconocía Fernando Romay, haciendo especial hincapié en la necesidad de divertirte en el trabajo, para, a partir de ahí, "funcionar en aspectos como el trabajo en equipo".

La estrecha relación entre la gestión empresarial y la deportiva es también evidente para el gestor del mejor momento del baloncesto español, José Luis Sáez, quien subrayó en Benasque que instituciones, empresas o federaciones, cuando trabajan con una planteamiento a medio o largo plazo "no son tan diferentes". "Al final, las estructuras y objetivos -comentaba- son muy similares".

Juan Antonio Corbalán recordó que él fue el introductor en España del concepto de 'coaching', en la actualidad firmemente establecido en la cultura empresarial. "No es más que la aplicación del sentido común a la trasmisión del conocimiento", explicó, al tiempo que apuntaba que el entusiasmo es algo que hay que mantener en las empresas. "Si la gente se siente útil y se logran los objetivos previstos, se consigue", aconsejó.

Por su parte, Lolo Sainz también dio su punto de vista a los empresarios. Desde su experiencia personal, el entrenador consideró que "hay que trabajar para ser los mejores, buscar el éxito a través de la motivación, ser competitivos en el día a día". Durante su charla, también insistió en la necesidad de mantener un firme compromiso con el trabajo "y no dejarse vencer nunca por la adversidad". Y todo con el objetivo último de ganar? en cualquier faceta de la vida a la que uno se enfrente. Porque, para Sainz, "ganar no es lo único? pero lo es todo".

Divertirse, ser competitivos o sentirse útiles son algunas de las recetas que valen para la cancha y la empresa.

Etiquetas