Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

.

Ariño se vuelca con Haití a través de una misionera española

Laly Nieto, misionera en Haití, con dos niños de una de las aldeas
Ariño se vuelca con Haití a través de una misionera española
L. NIETO

El corazón de Ariño, una localidad turolense de menos de mil habitantes, está estos días más cerca de Haití que nunca. Una vecina, Montse Nieto, ha decidido iniciar una campaña solidaria para recaudar fondos y ayudar así a los damnificados por el terremoto y, en especial, a su hermana, misionera desde hace más de una década en el país más pobre de América.

 

La noche del 12 de enero, Montse se enteró de la catástrofe por la radio. El susto inicial dejó paso al alivio al escuchar la voz de su hermana a través del teléfono. Laly, como la conoce todo el mundo, le relató que afortunadamente se encontraba bien, aunque todo Puerto Príncipe, la capital de Haití, había quedado devastada. El edificio en el que vive en Jacmel, una ciudad al sur que resultó seriamente afectada, quedó destruido. Muchos de sus habitantes fallecieron.

 

"Desde aquí -explica Montse Nieto- lo único que podemos hacer es mandarles nuestro apoyo y nuestra ayuda económica, porque lo que necesitan ahora es dinero". Con esta motivación, decidió abrir una cuenta para recoger aportaciones particulares. A esta iniciativa se unieron el Ayuntamiento, todas las asociaciones de la localidad y el colegio público.

 

El alcalde, Joaquín Noé, indica que "estamos trabajando juntos con un objetivo común: conseguir la máxima cantidad de dinero posible y enviarlo a Haití para ayudar a Laly Nieto, que está haciendo una importantísima labor en este país".

Desde ayer se están recogiendo diferentes productos donados por la gente del pueblo para ponerlos a la venta en el mercadillo que se celebrará el fin de semana. "La asociación de amas de casa lleva varios días preparando materiales en su taller de manualidades, la Asociación de padres del colegio -además de ceder su local- está recogiendo juguetes para ponerlos a la venta, Repecho Rock ha preparado una cena-concierto para el día 27- y el resto de asociaciones han prestado su apoyo a la iniciativa desde el principio", afirma. También los comercios y bares participarán preparando tapas y bebidas. El parque cultural del Río Martín se ha implicado con la campaña solidaria aportando unos cedés de esta zona natural. "Todo el pueblo quiere colaborar", cuentan.

Rastrillo

Y así lo demostrarán este fin de semana en el rastrillo solidario que han organizado. Comenzará el viernes y se prolongará hasta el domingo, de 10.00 a 22.00.

 

Entre las actividades programadas figura una actuación infantil y una cena. Los productos que se pondrán a la venta serán también variados, menciona Nieto, y van desde la decoración a la gastronomía, pasando por los libros o la música. "Cada uno aporta lo que puede", señala.

 

La recaudación que se obtenga irá destinada a la misión de las hermanas del Santo Espíritu en Puerto Príncipe. "Con su trabajo allí han conseguido abrir un dispensario para que gente así no tenga que recorrer kilómetros, le dan mucha importancia a la educación, visitan presos... Con esta iniciativa solidaria buscamos que todos se involucren".

Etiquetas