Despliega el menú
Sociedad

HERALDO ABIERTO

Aquí no hay playa ni piscina

Vecinos de varios barrios zaragozanos sin piscina municipal (Arrabal, Almozara, Picarral, Montañana y Juslibol) reclaman más instalaciones.

Aquí no hay playa ni piscina
Aquí no hay playa ni piscina
CARLOS MONCÍN

Seis vecinos de distintos barrios de la ciudad se reúnen en una mañana calurosa en una explanada de tierra en el parque del Tío Jorge. "Esto era una piscina. Y ahí estaban los vestuarios. La quitaron en los años ochenta, y desde entonces seguimos reivindicando una piscina municipal para el barrio", apuntan Rafael Tejedor y Jesús Campo, de la asociación de vecinos Tío Jorge del Arrabal.

En los años 80, muchos parques de la ciudad tenían piscina pública (Tío Jorge, parque Grande, parque Bruil, Castillo Palomar?). Estos espacios se desmantelaron por motivos de salubridad y se empezó a construir una amplia red de piscinas municipales por los barrios. Hoy, el Ayuntamiento presume de que Zaragoza es la ciudad de España con más piscinas por número de habitantes. En total, son 22 centros (este verano, 21, porque el de Ciudad Jardín está cerrado por obras). Hay una instalación para cada 31.000 habitantes. Sin embargo, los barrios menos afortunados, los que no disfrutan de piscina pública, se lamentan y reclaman más inversiones.

"Hoy tenemos menos sitios para bañarnos que hace 40 años, cuando íbamos a los ríos. Es verdad que hay muchas piscinas municipales, pero la red está mal planificada", afirma Juan José Jordá, de la asociación de vecinos del Picarral. "Las piscinas son un servicio público", apunta Jesús Campo, un veterano del Arrabal. "Por las características de Zaragoza y por su clima, hacen falta piscinas. Aquí no hay playa", señala José Benito, vecino de Juslibol.

Hay varios barrios de Zaragoza que no tienen piscina municipal: Almozara, Casco Histórico (aunque Alberto Maestro está en el límite entre el Casco y las Fuentes), Arrabal, Picarral, Montañana, Juslibol, Parque Goya, Valdespartera y algún pequeño barrio rural.

"Llevamos más de 15 años de promesas incumplidas en la Almozara. Hay pueblos o barrios de menos de 1.000 habitantes que tienen piscina, y aquí somos 34.000 vecinos sin piscina municipal. Argumentan que ya tenemos dos centros privados, el Tiro Pichón y el Soto", se lamenta Daniel García, de la asociación de vecinos Ebro de la Almozara. "Una solución sería conveniar con centros privados en los barrios sin piscina pública. Que los vecinos pudiéramos entrar pagando entrada al mismo precio que a las municipales", propone Rafael Tejedor, y todos asienten.

"Arrabal está en mitad de la nada. Hay piscinas en la Jota y el Actur, pero nos quedan lejos del barrio. Y nos dicen que ya tenemos dos centros privados. Pero Helios no tiene precios populares y la piscina de Balsas está saturada", apunta Rafael. La asociación propone posibles ubicaciones: en el mismo parque del Tío Jorge, junto a la antigua Azucarera o junto al puente de Santiago.

"Una piscina cubierta que se pueda usar todo el año es más práctica y rentable. Tenemos una propuesta para construir un balneario urbano en los terrenos de la Cámara de Comercio, en la avenida de San Juan de la Peña, dentro del Plan de Revitalización Integral del Picarral", señala Juan José Jordá. La idea es atractiva, pero no cuenta todavía con proyecto, plazos ni presupuesto.

"En Montañana, para ir a la piscina, hay que coger el coche. Hubo un proyecto, pero se perdió por falta de suelo y la piscina se hizo en Peñaflor, un barrio más pequeño. Ahora proponemos otro terreno, pero no tenemos respuesta del Ayuntamiento", afirma Javier González, presidente de la asociación de vecinos Urdán. "En Juslibol no tenemos piscina ni ninguna cerca para ir andando. Tampoco tenemos polideportivo, ni parques infantiles, ni aceras. Nos sentimos olvidados por el Ayuntamiento. La crisis es ahora la excusa para no invertir en los barrios", asegura José Benito.

Desde Deportes del Ayuntamiento explican que "Zaragoza ya tiene una red muy amplia de piscinas y no se puede engordar más la deuda municipal". Señalan que en la Almozara no hay suelo disponible; Arrabal y Picarral tienen instalaciones municipales cerca, y los barrios rurales tienen pocos vecinos para plantear más piscinas. El Plan del Deporte (una declaración de intenciones, sin presupuesto ni plazos) contempla construir tres piscinas nuevas: en Valdespartera -podría ser en la próxima legislatura-, Parque Goya y Centro, y reformar otras ocho.

Etiquetas