Despliega el menú
Sociedad

RELACIONES DE PAREJA

Aplican estrategias de márquetin empresarial para evitar las separaciones matrimoniales

Este sistema propone un método para convertir la relación en un "producto estrella". Las claves son: definir la misión de la pareja, la visión constructiva de los conflictos y el análisis de las debilidades y amenazas, así como de las fortalezas y oportunidades.

La aplicación de estrategias de márquetin empresarial a las relaciones de pareja contribuye a evitar separaciones matrimoniales que, "en un porcentaje muy elevado, se producen por falta de un método que les ayudar a llevar adelante la relación", ha dicho el periodista David Suriol.

Suriol, máster en Dirección Comercial y Marketing y consultor en relaciones personales, defiende la aplicación de este tipo de técnicas empresariales al mundo de las relaciones, que "funcionan".

Este sistema, ha dicho, contempla a la pareja como si fuera una empresa a la que se aplican estrategias de marketing para que su producto, que en este caso es la propia pareja, funcione, para lo que es preciso establecer un plan de análisis de la situación, de conocimiento y de distribución.

Ha indicado que el sistema propone el método de las "diez llaves del márquetin de pareja para convertir la relación en un producto estrella", entre las que figuran la definición de la misión de la pareja, la visión constructiva de los conflictos y el análisis DAFO para establecer las debilidades, las amenazas, las fortalezas y las oportunidades.

También incluye un plan de comunicación interna, para que la pareja dedique al día unos minutos a hablar, y externa, para evitar intromisiones; un plan de crisis y campañas de fidelización, como viajes en solitario de la pareja. "El amor no es sólo afecto, es una actitud, que añade el cariño, la cabeza, que es la estrategia, y la voluntad, que es el trabajo", ha puntualizado Suriol.

Su experiencia le indica que "las rupturas no se producen porque la gente no desee fervientemente la estabilidad emocional que proporciona una relación de pareja estable o porque no desee ser feliz, sino que se producen, en un porcentaje muy alto, por la falta de un método que les ayude a llevar adelante la relación".

Sus datos señalan que muchas parejas se rompen en España por la falta de comunicación, la infidelidad, los malos tratos, la búsqueda de independencia, la imposición de criterios y discrepancias y las discusiones frecuentes e intensas.

También ha defendido la necesidad de avanzar en la "conciliación familiar y laboral masculina", que será motivo de otro libro, dado que "el hombre aún no es capaz de asumir su papel en el hogar, ni le importa ni quiere", y "tiene que tomar conciencia de que el hogar es de la pareja, no sólo de la mujer".

Etiquetas