Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

TECNOLOGÍA

Androides contra manzanas

Aunque Apple lleva ventaja en el desarrollo de 'smartphones' como de 'tablets', Google, con la ayuda de HP, Motorola, Samsung y otros grandes aliados tecnológicos ha comenzado a plantarle cara en telefonía y prepara un gran desembarco de tabletas para 2011.

Androides contra manzanas
Androides contra manzanas

Apple es la marca tecnológica más deseada. Puede que sus productos no sean los más vendidos, pero son los más codiciados. Hace tiempo que un pequeño androide verde quiere hincarle el diente a esta manzana. Google, con su sistema operativo (SO) Android como estandarte, tiene dos objetivos claros: los teléfonos inteligentes y los 'tablets'.

Los puntos fuertes de Apple están claros. La compañía liderada hasta esta misma semana por Steve Jobs controla tanto el 'hardware' como el 'software', lo que le permite crear un producto redondo, un teléfono con la potencia necesaria para ejecutar un fantástico sistema operativo. En un iPhone todo va como tiene que ir, su fluidez y simplicidad es la envidia del resto de fabricantes. Cada actualización de iOS, el 'software' que late dentro del teléfono, es instantánea y está disponible para los usuarios de todo el mundo. Un único dispositivo y un único sistema, hechos el uno para el otro.

Por su parte, Android es un SO creado para ejecutarse en dispositivos de todos los tamaños y potencias, teléfonos con teclado físico o móviles con una gran pantalla táctil. Esta versatilidad permite a grandes fabricantes como HTC, Samsung o Motorola crear dispositivos de toda índole, adaptados a cada usuario y unidos por el 'software'. Ya son decenas los modelos con Android en su interior, pero solo dos llevan la firma de Google: los Nexus 'One' y 'S'.

 

Nexus S vs. iPhone

El último androide oficial en llegar ha sido el Nexus S, que iguala sin llegar a superar al iPhone 4. Tiene un procesador de potencia similar, una pantalla ligeramente curvada de 4 pulgadas frente a las 3,6 del iPhone (aunque con una resolución algo inferior) y una cámara de fotos con los mismos megapíxeles pero que no graba vídeos en alta definición. La única característica extra del teléfono de Google es la tecnología NFC, que en un futuro cercano podría permitir realizar pagos en las tiendas utilizando el móvil como si de una tarjeta de crédito se tratase.

La principal ventaja de los terminales oficiales de Google es que las actualizaciones de su 'software' son instantáneas, mientras que en los móviles del resto de fabricantes hay que esperar una adaptación que puede tardar meses.

Pese las aparentes desventajas de Google al no tener el control sobre el 'hardware', esta libertad permite que los móviles con Android actualicen sus características mucho más a menudo. Mientras que Apple lanza un iPhone cada doce meses, al año aparecen docenas de teléfonos con Android, lo que permite que los últimos avances tecnológicos, como los procesadores de doble núcleo, se implanten antes en los terminales con el sistema operativo de Google. El SO de Google es libre, lo que evita restricciones como las de Apple con los contenidos en flash, por lo que los usuarios de Android puedes ver cualquier vídeo de internet.

El iPad lleva ventaja

Google llega tarde a la fiesta de los tablets. El iPad, con más de un 90% del mercado mundial, no tiene rival. Pero parece que el panorama va a cambiar radicalmente en los próximos meses, gracias a que fabricantes de la talla de HP, Samsung y RIM se han lanzado como locos al diseño y fabricación de estas tabletas digitales.

Pero un 'tablet' no es un móvil grande, y cada dispositivo necesita su propio sistema operativo. Por eso Google ha presentado Android Honeycomb, un sistema operativo totalmente renovado que vera la luz este año.

Mientras que el iOS de Apple es un sistema operativo que desperdicia las posibilidades de la gran pantalla del iPad y se centra en la elaboración de aplicaciones adaptadas al nuevo dispositivo, Google ha cambiado radicalmente el diseño del SO y aprovecha su ventaja sobre el iPad incluyendo 'widgets' que permiten realizar diversas tareas desde la pantalla de inicio sin necesidad de lanzar ninguna aplicación.

La guerra entre androides y manzanas será reñida y el gran beneficiado será el usuario que podrá disfrutar de unos y otros.

Etiquetas