Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

CRÓNICA SOCIAL

Anatomía de la obra de Goya

Fernando Solsona ya forma parte de la Academia de Nobles y Bellas Artes de San Luis. Su discurso sobre la medicina en la vida y obra del genio de Fuendetodos atrajo a numerosas personalidades.

De izquierda a derecha, Jaime Vicente Redón, Domingo Jesús Buesa Conde, Fernando Solsona, Fernando García Vicente, Javier Sauras Viñuales y, sentado, Federico Torralba.
Anatomía de la obra de Goya
TONI GALáN/A PHOTO AGENCY

"Goya es mucho Goya", así concluyó ayer el profesor Fernando Solsona su discurso de ingreso como académico de número de la Real Academia de Bellas Artes de San Luis de Zaragoza. Solsona defendió con vehemencia su trabajo, que versaba sobre la medicina en la vida y en la obra de Francisco de Goya, ante un numeroso público que llenó la sala del Museo de Zaragoza, donde tuvo lugar el acto.

A lo largo de su discurso, el académico desmitificó la figura del pintor aragonés. "No hay nada más fácil que, una vez que muere una persona, mitificarla para evitarse la molestia de estudiarla. Es lo mismo que está haciendo ahora mucha gente con Labordeta", explicó.

Así, Solsona desmintió algunas falsedades sobre la vida de Goya relacionadas con su salud, como que padeciera sífilis, y explicó algunos aspectos relacionados con la salud que pueden apreciarse en sus pinturas y dibujos.

Además, destacó la gran capacidad de Goya para pintar mujeres. "Siempre digo que Goya mezclaba sus óleos en estrógenos", afirmó Solsona, aseveración que consiguió arrancar una sonrisa a todos los presentes.

Los académicos Federico Torralba y Jorge Albareda fueron los encargados de introducir su discurso. Solsona se mostró muy agradecido de que dos personajes tan "influyentes en el mundo de la cultura aragonesa" hablasen en su nombre.

La contestación al discurso del nuevo académico corrió a cargo del académico José Galindo Antón.

Solsona acudió sin nervios al acto. No en vano era la tercera vez que se encontraba en una situación parecida, ya que también es miembro de las reales Academias de Medicina, Ciencias y Bellas Artes. Eso sí, iba muy bien acompañado por su mujer, su hija y la persona "más importante", al menos para él, de todo Zaragoza: su nieto.

Además de familiares y amigos, también estuvieron presentes figuras de la cultura y la política aragonesa, como el Justicia de Aragón, Fernando García Vicente, institución a la que Solsona está muy agradecido por la colaboración prestada para publicar su discurso.

También acudieron al acto Domingo Jesús Buesa, presidente de la Real Academia de Nobles y Bellas Artes de San Luis; Jaime Vicente Redón, director general de Patrimonio del Gobierno de Aragón; Cristina Melendo Muñoz y Carmen Galindo, ambas concejales del Partido Popular (y Galindo, además, hija del académico que dio la contestación a Solsona); y Julio Arenere, presidente de la Audiencia Provincial de Zaragoza.

Etiquetas