Sociedad
Suscríbete

HERALDO ABIERTO

"Si el aire es fuerte, esto es aterrador"

En el parque de Miraflores, de Zaragoza, dos enromes árboles son un quebradero de cabeza para algunos de sus vecinos. Cuando sopla mucho viento, sus ramas golpean las ventanas de un edificio que está a pocos metros.

"Si el aire es fuerte, esto es aterrador"
"Si el aire es fuerte, esto es aterrador"

Durante la final del Mundial, una fuerte tormenta descargó sobre Zaragoza. La lluvia y el viento hicieron que algunos vecinos del número 14 del parque de Miraflores estuvieran más pendientes de los dos árboles que se agitaban frente a sus ventanas que del partido de fútbol.

"Las ramas de los árboles golpearon la fachada, invadieron mi terraza y tuve que bajar las persianas porque temí que me rompieran las ventanas", explica Elena, una vecina del inmueble. Los árboles en cuestión son dos enormes plátanos de sombra que están a escasos metros de la fachada y superan la altura del quinto piso del edificio. Cuando hace viento, se forma un remolino que hace que sus ramas golpeen las ventanas y las barandillas de los balcones. "Si el viento es flojo, llama la atención, pero si es fuerte, es realmente aterrador", señala Elena.

Esta vecina denuncia que estos árboles se han dejado crecer de manera descontrolada, que no se podan y que muchas de sus ramas están tronchadas a causa del viento, con el consiguiente riesgo de que se caigan. "Ambos árboles están justo en la zona de los aparatos de gimnasia que puso hace unos años el Ayuntamiento. Siempre están ocupados por gente haciendo deporte o niños jugando. En cualquier momento puede caer una de esas ramas y golpear a alguien", dice Elena.

Asegura que el día después de la final telefoneó al 010, el teléfono del Ayuntamiento para demandas y consultas ciudadanas, para dar cuenta del problema. Sin embargo, fuentes municipales aseguran que se han revisado todas las llamadas a este servicio desde el mes de enero y no figura ninguna incidencia del parque de Miraflores.

Respecto al estado de estos árboles, desde el consistorio se afirma que se podan con la frecuencia que necesita esta especie vegetal y que no hay constancia de problemas de mantenimiento. No obstante, se recomienda a los afectados por problemas de esta índole que hagan constar sus quejas en el número de teléfono citado y se insiste en que, en caso de constatar el problema, se actuará inmediatamente para solucionarlo.

Etiquetas