Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

Promoción Ahorro

Cómo ahorrar en las facturas mensuales

La electricidad, el gas, el agua corriente... ahorrar un poquito en cada factura supone un ahorro acumulado considerable a final de mes. Aquí tiene algunos consejos para intentarlo.

Heraldo intenta ayudar a los aragoneses a llegar a final de mes con más desahogo con su campaña de ahorro y algunos consejos que, en esta nueva entrega, se centran en pequeños gestos diarios, sencillos y cómodos, que pueden ayudar a ahorrar hasta un 10% en las facturas mensuales de agua y luz.

Algunas opciones para a reducir las facturas del hogar.

1.- La iluminación de una casa representa entre la cuarta y la quinta parte del recibo de la luz, en los edificios de orientación exterior, bien iluminados con la luz natural. Si la vivienda tiene orientación interior o se encuentra en zona sombría, el coste aumenta hasta suponer casi la mitad de la factura de electricidad. Para minimizar este gasto es recomendable explotar al máximo la iluminación natural manteniendo abiertas persianas y cortinas mientras haya claridad en el exterior. También es importante apagar las luces en el momento en el que nadie las necesite, y sustituir las bombillas tradicionales por las eficientes. Proporcionan la misma luz, duran ocho veces más, y ayudan a ahorrar hasta un 80% de energía.

2.-  En la cocina se puede ahorrar mucha electricidad o gas adquiriendo unas sencillas costumbres a la hora de cocinar. Por ejemplo, tapar las cacerolas y utilizar, siempre que la receta lo permita, la olla exprés; abrir la puerta del horno solo cuando sea imprescindible; instalar el frigorífico en un lugar alejado de los focos de calor y mantenerlo limpio. Siguiendo estos consejos, verás como la factura de final de mes se alivia.

3.- En el baño también se puede ahorrar electricidad por el simple hecho de mantener el calor cerrando la puerta en lugar de enchufar los calefactores. Además, si se sustituye el baño por la ducha, se puede llegar a consumir la cuarta parte de agua y energía que habitualmente. Por otro lado, es muy importante regular el termostato del agua entre 50ºC y 60ºC. Por encima de esa temperatura, además de malgastar energía, se reduce la vida útil del termo por la acción corrosiva del agua muy caliente.

4.- Hay que tener cuidado con los aparatos eléctricos. Si no se necesita la televisión, se apaga. Para apagarla completamente es necesario desconectarla por los interruptores propios del aparato, a través del mando a distancia no ahorramos electricidad porque hay componentes que no se apagan y consumen energía. también es importante comprar electrodomésticos que cuenten con ciclos cortos, económicos y, por ejemplo, en el caso de la lavadora que ofrecezcan la posibilidad de elegir entre distintas temperaturas de lavado.

5.- Para ahorrar en calefacción, la mejor medida es proveer a la casa de un buen sistema de aislamiento que

reduzca las fugas de calor. Para conseguirlo, es importante contar con un doble acristalamiento y burletes en puertas y ventanas.

Etiquetas