Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

A RAIZ DEL CASO DEL BALCÓN DE ROSALES

Aguirre convoca a examen a 15.000 porteros de discoteca

La Comunidad de Madrid trata de plantar cara a los ¿matones¿ tras los últimos crímenes relacionados con locales de ocio nocturno

La Comunidad de Madrid se ha propuesto plantar cara a los ‘matones’ de discoteca, que en las últimas semanas han sido protagonistas de varios sucesos sangrientos y ha fijado para el 14 de marzo la celebración de la primera prueba de conocimientos que han de superar los 15.000 porteros que se estima que controlan las entradas de bares y discotecas en la comunidad. Podrán obtener así la certificación que les facultará para ejercer el control de acceso en los locales de ocio nocturno.

Los primeros acreditados para ejercer esta profesión tendrán su carné en abril. A partir del 5 de ese mes se comenzará a multar a aquellos que ejerzan como vigilantes en locales de ocio y no hayan pasado por el examen. Las sanciones económicas pueden alcanzar los 5.000 euros e, incluso, el cierre del local.

El consejero de Presidencia, Justicia e Interior de la Comunidad de Madrid, Francisco Granados, recordó que estas medidas parten del decreto aprobado el 29 de diciembre, en el que se incluye un proceso transitorio de tres meses antes de su entrada en vigor para que los porteros se formen.

Pero no todo aquel que quiera puede llegar a conseguir este carné, ya que antes de pasar por el test tendrán que cumplir una serie de requisitos tales como ser mayor de edad, tener nacionalidad de alguno de los Estados de la UE o estar en posesión del permiso de residencia y trabajo, además de carecer de antecedentes penales.

Todos los que cumplan estas normas pagarán 60 euros por someterse al examen y obtener el carné, que tendrá una validez de hasta cinco años. Pasado este tiempo, podrán renovarlo, sin coste alguno y sin volver a pasar otro examen, siempre y cuando sigan manteniendo el permiso de trabajo en vigor y no tengan antecedentes penales.

El consejero también cargó contra el Ministerio del Interior, a cuyo titular, Alfredo Pérez Rubalcaba, solicitó que concrete en qué consisten las medidas que anunció el martes para desmantelar las redes mafiosas que actúan en la región tras designar a Madrid como objetivo “prioritario” en esta lucha.

Granados apostó por dotar a los agentes con más medios para investigar crímenes y bandas organizadas, y señaló que el Ministerio está más pendiente de “mejorar las estadísticas” que de crear una política de seguridad a medio y largo plazo.

Pugna por la noche madrileña

Esta norma de la Comunidad de Madrid se produce como consecuencia de una reyerta entre los porteros de la discoteca Balcón de Rosales, en la que murió el joven de 18 años Álvaro Ussía. La situación volvía a repetirse esta semana, cuando el portero de la sala Heaven falleció de un disparo, aunque en este caso se atribuye a la mafia por controlar la seguridad de los locales de Madrid.

Precisamente ayer, en el programa ‘Las mañanas de Cuatro’ uno de los protagonistas de este suceso se defendió de las acusaciones de delincuente asegurando que se considera “un empresario”. A su juicio, su criminalización se la debe a policías corruptos que “quieren quedarse con el control de este sector”.

Por otro lado, Granados no dio ningún crédito a las palabras de un presunto capo del clan búlgaro del negocio de la vigilancia de discotecas, que, en una entrevista publicada ayer por el diario ‘El Mundo’, acusaba a los policías de querer criminalizarlos para quitarles el negocio. “La mayoría de los agentes de la Comunidad de Madrid y de toda España son personas honradas”, apostilló.


Etiquetas