Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

HERALDO ABIERTO

"Somos una más de ese millón de familias españolas con todos los miembros en paro"

Fernando Artigas tiene 52 años y está en paro desde marzo de 2010 después de estar trabajando durante seis meses como conductor en una compañía de autobuses.

Fernando Artigas está en paro desde marzo de 2010.
"Somos una más de ese millón de familias españolas con todos los miembros en paro"
ESTHER CASAS

Fernando Artigas tiene 52 años y está en paro desde marzo de 2010 después de estar trabajando durante seis meses como conductor en una compañía de autobuses. Este zaragozano explica cómo la empresa tuvo que suprimir la línea de autocar que él conducía y no le renovaron. "Yo estaba muy contento con este empleo y la empresa conmigo, pero llevábamos pocos pasajeros. Unas veces dos, otras uno, otras tres... ", asegura. Así que la empresa cubrió su recorrido con otro autobús que salía de Barcelona y Fernando se quedó sin trabajo.

La historia laboral de este zaragozano es extensa."Llevo trabajando desde los 16 años y no sé qué es estar parado", asegura. Su carrera profesional comenzó como mecánico industrial. "Mi primer trabajo fue como operario de mantenimiento para una multinacional sueca, pero después me tuve que ir a la mili", explica. En el servicio militar aprovechó para sacarse los permisos de conducir vehículos pesados: camiones y autobuses. "Puedo llevar todos los modelos y todas las marcas", asegura. Así que al terminar su etapa en el ejército encontró trabajo en una empresa de transporte de mercancías y después pasó al de viajeros.

"Me encanta tratar con la gente porque así el trabajo es más ameno. Además, acabas conociendo a las personas que llevas un día sí y otro también", explica Artigas.

Después de 28 años trabajando sufrió una lesión de columna. "En la empresa consideraron que ya no era apto para trabajar y me despidieron", asegura. Pero él estaba seguro de que podía seguir trabajando y volvió a hacerlo tras recuperarse. "No he cogido un solo día de baja desde entonces", asegura.

Tras la lesión decicdió probar suerte como autónomo del transporte de mercancías y amplió la hipoteca de su casa para adquirir un camión que le permitiese desempeñar su trabajo, "pero me pilló la crisis y las cosas no fueron bien", asegura. Trabajó durante año y medio con el camión, pero tenía muchos gastos. "Había que pagar el combustible, la seguridad social y otras muchas cosas y cobraba con pagarés a 90 días que no siempre tenían fondos", explica. "Para sobrevivir tuve que vender el camión por menos de lo que me costó y me queda un buen dinero que pagar de la hipoteca de mi casa y algún préstamo que no puedo pagar con el subsidio de 426 euros que cobro y que ahora nos van a quitar", añade.

A sus 52 años, algunas empresas consideran que Fernando es mayor para desempeñar determinados trabajos. "Nunca me lo han dicho directamente, pero puede leerse entre líneas en algunos rechazos", asegura. Pero, a pesar de eso está convencido de que la experiencia es la madre de la ciencia y todavía puede trabajar muchos años más. "Si alargan la edad de jubilación hasta los 67, todavía soy empleable durante 12 años", explica.

A pesar del negro panorama, Fernando no se arredra y sigue buscando trabajo."Hoy he enviado por correo mi currículum número 612 con lo que el gasto de tinta y papel es cósmico", asegura convencido de que esto no puede seguir así. "A veces pienso que es un mal sueño", dice. "Solo pido un contrato para dar un techo a mi familia". Porque su mujer y su hijo de 25 años tampoco tienen trabajo. "Somos una más de ese millón de familias con todos los miembros en el paro que hay en este país", asegura.

Etiquetas