Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

SEGUNDO PREMIO EN ARAGÓN

Cincuenta millones anticrisis para Calatayud

El hijo de 3 años de un lotero bilbilitano eligió el número premiado.

El peluquero José Luis Vicén (en el centro) celebra el premio con una botella en la mano y acompañado de varios afortunados.
Cincuenta millones anticrisis para Calatayud
JESúS MACIPE

No eran todavía las 11.00 cuando salía el segundo premio del sorteo extraordinario de la Lotería de Navidad, el 00147. No parecía una cifra muy agraciada, y sin embargo llevó la suerte a muchos hogares bilbilitanos. Se vendió en la administración de lotería 2 de Calatayud, la de María Teresa Ruiz Matesanz, cuyo hijo de tres años había elegido el número. La mayoría del premio se distribuyó en participaciones de cinco euros que repartió José Luis Vicén de Los Santos, propietario de una peluquería de caballeros de la plaza de Joaquín Costa. También se vendieron décimos en la ventanilla y -cinco millones- en un concesionario de Alfa Romeo de Zaragoza.

En la provincia se repartieron además una serie del Gordo (tres millones de euros), en un despacho situado en el centro de Zaragoza, y otras dos del quinto premio (50.000 euros cada uno), en el zaragozano barrio del Arrabal y en el municipio de Belchite.

De Calatayud salieron 550 décimos, y a cada uno le corresponden 100.000 euros, de manera que se distribuyeron 55 millones que estuvieron "muy repartidos", según explicó Teresa, que estuvo toda la mañana recibiendo abrazos y felicitaciones. "Hoy no estoy haciendo nada, solo participar de esta inmensa alegría", decía la lotera.

Desde 1965 lleva abierta la administración, que empezó a regentar Teresa en 1989. Había tenido la fortuna de dar otros premios, pero reconoce que nunca un comienzo de la Navidad había sido tan dulce. No devolvió ningún décimo, y, como manifestaba esta bilbilitanta, que el martes preparó champán, "viene estupendamente, porque ha habido muchos cierres de fábricas y la gente está asustada".

Un niño de tres años

El 00147 no era un número fijo en la administración, sino que le correspondió para este sorteo. Era el que iban buscando desde el concesionario de Zaragoza porque se corresponde con uno de los modelos de la marca Alfa Romeo, y aquí llamaron para pedirlo.

A no mucha distancia, y como hicieron Teresa y su marido José Luis Serrano, se descorchaban botellas de cava a las puertas de la peluquería de José Luis. Todos los años hace lotería. Este año, ocho mil doscientos euros en participaciones de cinco euros con el número que eligió Paul, uno de sus hijos gemelos, que tienen tres años. "Hago papeletas, cada año lo elige uno. Y eligió ese", comentó. Añadió que la suerte había llegado también por su hermano Daniel, y que hace un mes tuvo otro signo de que podía ocurrir lo que ayer vivió. Venía de Valencia y en la autovía le sancionó la Guardia Civil. "Iba a 147 km/h; pagué la multa contento porque era una señal. Yo se lo decía a todo el mundo y nadie me creía, pero mira, al final ha tocado".

Cuando José Luis oyó que los niños de San Ildefonso cantaban el segundo premio, le cortaba el pelo a un cliente y creyó que la terminación era de otro número. Pensó que cobraría alguna pedrea hasta que lo vio completo, y casi a la vez, empezaron a llegar los propietarios de otros establecimientos. Entre abrazos y felicitaciones terminó de peinar al caballero; eso sí, no le cobró. Este fue el último cliente hasta el año que viene.

Son varias las participaciones que tenía la familia de este peluquero en casa, pero seguirán "trabajando, aunque más tranquilos", confesó el afortunado.

Tanto era el alboroto que se montó en la peluquería bilbilitana que su tía, que vive encima, bajó alarmada. "He dicho ¡ay, madre, algo le ha pasado a José Luis! He cogido las llaves, he bajado y ya me he enterado", contaba esta mujer.

El 1 de septiembre, cuando volvió de vacaciones, empezó a vender la lotería de Navidad. Ha llegado a mucha gente, también de pueblos de la comarca como Terrer, Villalba del Perejil, Velilla de Jiloca, Maluenda o Munébrega.

Este es el caso de Paracuellos de la Ribera, donde media decena de personas resultaron agraciadas al haber llegado a sus manos décimos de la peluquería bilbilitana. Así lo explicaba Pilar Bosqued, que pese a que es vecina de la localidad paracuellana vive en Zaragoza: "Nos ha tocado porque solemos intercambiar décimos con nuestro grupo de amigos". En total, en Paracuellos se podrían haber quedado 250.000 euros del 00147.

Entre los que hacían cuentas, rápidamente estuvieron los responsables de bancos y cajas. Buena parte de lo vendido estaba depositado en la oficina de Caja España, que ayer no cerró a mediodía y abrió por la tarde.

Etiquetas