Despliega el menú
Sociedad
Suscríbete

INFORME DE LA OCU

Tres infracciones por cada carrera de taxi

La Organización de Consumidores y Usuarios ha detectado que los problemas más comunes son la falta de información en tarifas y datos para identificar el vehículo y los rodeos injustificados. El estudio, realizado sobre 193 recorridos de taxi en varias ciudades españolas entre las que se encontraba Zaragoza, arrojó más de 500 infracciones.

Un taxi en Zaragoza
523 infracciones en 193 carreras de taxis
ESTHER CASAS

Un estudio de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha detectado 523 infracciones en 193 recorridos de taxis -falta de información en tarifas y datos para identificar el vehículo o rodeos injustificados- y los abusos son más frecuentes en ciudades como Sevilla, Bilbao o Madrid.

En el estudio se han analizado 193 trayectos agrupados en tres recorridos (carrera corta, intermedia y larga) en Alicante, Barcelona, Bilbao, La Coruña, Madrid, Málaga, Oviedo, Palma de Mallorca, Santa Cruz de Tenerife, Santander, Sevilla, Valencia y Zaragoza, ha informado la organización en un comunicado.

En Zaragoza, Santa Cruz de Tenerife y Madrid son las ciudades donde la carrera corta resulta más barata ; en estas tres localidades solo se cobra por la bajada de bandera y la distancia exacta recorrida (no hay carrera mínima y la bajada de bandera no comprende una distancia o un tiempo determinado).

La OCU ha analizado la calidad del servicio del taxi teniendo en cuenta las infracciones establecidas en las diferentes normas que se aplican en este sector (nacionales, autonómicas y municipales) y concluye que la situación actual, aunque no homogénea, no ha mejorado respecto al estudio anterior de 2001.

Esta organización comprobó que en la gran mayoría de los taxis los taxímetros estaban visibles para el usuario, lo que no ocurría con las tarifas, ya que el 24 por ciento circulaban sin llevarlas visibles.

En cuanto al número de licencia municipal, número de matrícula y el carné del conductor -datos esenciales si se produce algún incumplimiento y el usuario quiere reclamar- la OCU contabilizó 146 faltas en este apartado.

Además, en el 11 por ciento de los recorridos analizados se tomó una ruta que supuso una carrera más cara sin ahorro de tiempo, es decir, se dio un rodeo.

La organización recuerda que es el pasajero el que tiene que elegir el itinerario, y que, a falta de instrucciones, el conductor debe elegir la ruta más corta en distancia o tiempo.

El estudio ha comprobado que también se aplican mal las tarifas y hasta en 23 ocasiones se cobraron cantidades indebidas.

En cuanto al coste del servicio, se ha detectado un incremento medio del 58 por ciento respecto a 2001.

Por ciudades, Sevilla, Santander y La Coruña tienen la bajada de bandera más barata, pero los taxistas están autorizados a cobrar una carrera mínima de más de 3 euros.

La bajada más cara se produce en Santa Cruz de Tenerife (2,15 euros), Madrid (2,05 euros) y Barcelona (2 euros), pero en estas ciudades no hay carrera mínima.

En Bilbao y Tenerife el kilómetro es el más económico (0,66 y 0,54 euros, respectivamente), mientras que los usuarios madrileños lo pagan a 0,98 euros, los más caros del estudio.

En el resto de ciudades el kilómetro oscila entre 0,7 y 0,96 euros.

La Organización afirma que es difícil reclamar, ya que casi nunca los usuarios disponen de recibos completos (en el estudio sólo 23 de los 193 recibos eran correctos).

A la vista de estos datos, la OCU aconseja a los usuarios comprobar que se vea con claridad el taxímetro, así como el número de licencia y las tarifas actualizadas con los suplementos.

Recomienda, además, que el pasajero dé instrucciones al taxista sobre la ruta y que al finalizar la carrera pida un recibo y compruebe que esté completo, y si hay incidencias, que pida el Libro de Reclamaciones, ya que es obligatorio llevarlo.

Etiquetas