Sociedad
Suscríbete

La mayoría de edad de Irene Urdangarin propicia ya la separación de sus padres

Pese a la infidelidad pública, la infanta Cristina acordó con Iñaki no disolver el matrimonio hasta que sus cuatro hijos tuvieran 18 años.

Irene Urdangarin, en una foto de archivo.
Irene Urdangarin, en una foto de archivo.
EFE

Irene Urdangarin y Borbón alcanzó este lunes la mayoría de edad. La hija menor de la infanta Cristina e Iñaki Urdangarin es el miembro más desconocido de la familia del Rey, ya que ha pasado la mayor parte de su vida en el extranjero y acostumbra a ser muy discreta. Quienes la conocen la describen como una joven muy sociable a la que le encanta el deporte; no en vano, practica vela, esquí y natación desde pequeña. Buena estudiante, parece que la situación judicial de su padre y la separación definitiva de sus progenitores le han pasado factura afectando ligeramente a sus resultados académicos en los últimos años.

Su mayoría de edad no tendrá trascendencia institucional, como sucederá con su prima Leonor el próximo octubre, pero sí familiar ya que, después de salir a la luz el romance de Iñaki con Ainhoa Armentia, se confirmó la separación de sus progenitores que decidieron esperar los 18 años de su hija pequeña para hacer oficial el divorcio. Los términos ya están acordados desde hace tiempo. La infanta Cristina será quien mantenga económicamente a la familia, incluido a su exmarido, Iñaki Urdangarin, al que pasará una cantidad de dinero al mes.

Irene Urdangarin, a diferencia de sus hermanos, apenas ha vivido los grandes encuentros y posados familiares ya que solo tenía cuatro años cuando su familia se trasladó a Washington en un primer intento de poner tierra de por medio al saltar el 'caso Nóos'. Luego llegó a Ginebra en 2013, donde ha permanecido junto a su madre hasta ahora. Esto le ha permitido tener una vida alejada de la presión mediática. Además, la distancia no ha sido un impedimento para mantener fuertes lazos con su familia. Son habituales sus viajes a Barcelona, donde vive su hermano Pablo, con quien se la pudo ver recientemente acudiendo al concierto de Coldplay, también junto a su madre.

Sin puesta de largo

También guarda una excelente relación con su prima Victoria Federica y parece que es el ojito derecho de su abuela materna, la reina emérita Sofía. Siempre que puede, viaja para encontrarse con ella y aprovecha los veranos para compartir tiempo en Marivent. De hecho, se espera que este año vuelva a Mallorca después de graduarse.

No está prevista una puesta de largo con motivo de su cumpleaños. Según recoge la revista ¡Hola!, la familia hará coincidir la fiesta de fin de curso y graduación de Irene con la celebración de su mayoría de edad. Será el próximo 16 de junio en el Colegio Internacional de Ginebra y se espera que sea el reencuentro de Iñaki Urdangarin y la infanta Cristina. También asistirán sus tres hermanos, Pablo, Juan y Miguel, así como la reina emérita.

Sobre su futuro académico una vez finalizado el bachillerato internacional, parece que todo son incógnitas. Inicialmente se barajó que quería matricularse en el Hospitality Business School, un centro de administración de empresas y gestión hotelera en Lausana, a 60 kilómetros de Ginebra. Pero parece que todavía no ha tomado la decisión y que, por el momento, no se habría inscrito en esta prestigiosa escuela ya que está a la espera de los resultados de sus exámenes finales. Continuar formándose en Suiza le permitiría seguir disfrutando de la tranquilidad mediática con la que ha vivido todos estos años.

Lo que sí parece que se descarta es la posibilidad de seguir los pasos de su prima Victoria Federica como 'influencer', aunque sí es cierto que es una amante de la moda y las últimas tendencias.

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión