Sociedad
Suscríbete por 1€

Tercer Milenio

Matemáticas contigo

Matemáticas con una sonrisa

No, no lo negamos. Las matemáticas son una ciencia difícil, complicada y que requiere trabajo y esfuerzo. Pero también son atractivas, interesantes y, a veces, divertidas

Esta viñeta de Alberto Montt forma parte de la exposición ‘Matemáticas animadas’ que puede verse en Etopia.
Esta viñeta de Alberto Montt forma parte de la exposición ‘Matemáticas animadas’ que puede verse en Etopia.
Alberto Montt

Isaac Newton fue elegido miembro del Parlamento británico en 1689 por su defensa de los derechos de la Universidad de Cambridge frente a los abusos del impopular rey Jacobo II. Acudía todos los días a la Cámara durante varios años sin intervenir ni expresar opinión alguna ante los más variados asuntos. En cierta ocasión, Newton se levantó de forma vehemente en mitad de una sesión. Pidió la palabra y se hizo inmediatamente el silencio para escuchar al genio capaz de desvelar los secretos del universo. Con su voz profunda y pausadamente afirmó: "Perdón, ¿podría alguien cerrar aquella ventana? Hay corriente y se me puede caer la peluca". En el delicioso libro ‘Los matemáticos no son gente seria’ pueden encontrarse otras breves historias protagonizadas por miembros de este selecto club.

La seriedad y rigurosidad de las matemáticas no se encuentran reñidas con el humor y la diversión que surgen en cualquier actividad humana. A lo largo de más de un cuarto de siglo como docente e investigador, he podido comprobar que, como decía el pianista y comediante danés Victor Borge, "la sonrisa es la distancia más corta entre dos personas", también en ciencia. Una anécdota o chiste bien contado en el momento justo consigue atraer y recuperar la atención del auditorio, ganarse su simpatía y proseguir con el discurso técnico.

Algunas veces, las anécdotas surgen de forma natural. En una conferencia a la que asistí hace años, los nervios del conferenciante hicieron que este intentase poner recta la proyección de la transparencia intentando mover directamente la proyección sobre la pantalla. En otra ocasión, el ponente, ya senior, en el fragor de su discurso, decidió marcar la condición esencial de su teorema directamente sobre la pantalla blanca de proyección con un rotulador permanente en lugar de hacerlo sobre la transparencia proyectada. El grito del organizador del evento al ver la pantalla estropeada todavía se recuerda.

En clase Las anécdotas en clase de matemáticas se cuentan por cientos. Cierto alumno preguntó por el significado de la frase escrita en la pizarra que contenía varios símbolos del euro (€) refiriéndose al símbolo de pertenece (Є). En un problema de examen que exigía el cálculo de una integral, un estudiante realizó el cambio de variable x=t, con el que pudo finalmente calcularla. Recordemos que en estos problemas la variable de integración es un símbolo mudo, que no influye en la solución del mismo.

En otros casos, la unión de matemáticas y humor lleva tiempo y dedicación. En algunas viñetas, series de animación o de televisión, las matemáticas aparecen como elemento central de una historia o como un recurso narrativo adicional. Grandes creadores como Mingote, Forges, El Roto, Alberto Montt y, en estas páginas del HERALDO, Alberto Calvo, nos han dejado grandes perlas humorísticas y matemáticas comprimidas en un espacio mínimo.

En series de animación para la pequeña pantalla (a pesar del tamaño de algunos televisores actuales) podemos encontrar una amplia de variedad de situaciones donde las matemáticas aparecen. Se encuentran tanto en series para público infantil como en creaciones especialmente pensadas para adultos. El protagonista, o bien las resuelve satisfactoriamente (las menos) o bien fracasa por su falta de preparación. Las matemáticas se utilizan para contar, medir o incluso engañar. Desde el clásico de Disney ‘Donald en el país de las matemáticas’ (1959), pasando por algunos capítulos de ‘La Pantera Rosa’ (‘Pala Rosa’, 1978) hasta llegar a ‘Peg + Gato’ (2013), la aparición y apreciación de las matemáticas han ido variando, llegando a ser consideradas esenciales en la vida social.

Mención aparte merecen los guiños matemáticos de la serie ‘Los Simpson’. Entre sus guionistas se encuentra varios licenciados en Matemáticas y en Físicas de la Universidad de Harvard. En el capítulo 378, ‘Marge, Homer y el deporte en pareja’ (2006), Homer debe adivinar el número de asistentes a un partido de béisbol. Se le ofrecen tres números similares en apariencia: 8.191, 8.128 y 8.208. Sin embargo, los tres números tienen propiedades especiales y diferentes: 8.191=213 – 1 y por tanto es uno de los llamados primos de Mersenne; 8.128 es el cuarto de los llamados números perfectos, iguales a la suma de sus divisores. 8.128 = 1 + 2 + 4 + 8 + 16 + 32 + 64 + 127 + 254 + 508 + 1.016 + 2.032 + 4.064. Los tres primeros números perfectos son el 6, el 28 y el 496, y se desconoce si hay infinitos. Finalmente, 8.208 es uno de los números narcisistas de cuarto orden, esto es, 8208=84 +24 +04 +84, una rareza.

Algunas series de ficción utilizan las matemáticas como elemento central en la narración. Desde 2005 y durante seis temporadas, la serie ‘Numbers’ presentaba a una pareja de hermanos, uno agente especial del FBI y otro matemático y profesor universitario, que unen sus conocimientos para resolver crímenes y delitos en la ciudad de Los Ángeles.

El mejor número, según Sheldon

El capítulo 73 de la famosísima serie ‘The Big Bang Theory’ comienza con una pregunta de Sheldon a Howard, Leonard y Raj: "¿Cuál es el mejor número?". Además aclara, "por cierto, solo hay una respuesta correcta". La respuesta de Sheldon Cooper, físico teórico y amante de las matemáticas, es el número 73.

"El 73 es el vigésimo primer número primo, leído al revés es el 37, que es el décimo segundo, que al revés es el 21, que es el resultado de multiplicar; agarraos fuerte; 7 por 3. (…) En binario, el 73 es un palíndromo, 1001001, que al revés es 1001001, exactamente igual. Chuck Norris al revés es solo Sirron Kcuch".

En 2015, los matemáticos y fans de la serie Carl Pomerance y Chris Spicer definieron los llamados ‘primos de Sheldon’ como aquellos que cumplen las propiedades del número 73 y conjeturaron que el 73 era el único número posible (conjetura de Sheldon). Cuatro años más tarde, publicaron la demostración de la conjetura. Los productores de la serie, al oír los avances de los matemáticos, incluyeron algunos cálculos de la demostración en una de las pizarras que habitualmente usa Sheldon en la serie.

Exposición ‘Matemáticas animadas’

La exposición ‘Matemáticas animadas’ recoge algunos de estos ejemplos que ligan buen humor y matemáticas. Puede visitarse hasta el 30 de enero en Etopia. Bajo el calificativo de ‘animadas’ se reúnen demostraciones móviles, creaciones del genial infografista 3D zaragozano Cristóbal Vila y láminas del artista neerlandés M. C. Escher. Se propone al visitante colaborar en el diseño del fractal de Sierpinski con latas de bebidas recicladas. Esta exposición gratuita es una iniciativa del Instituto Universitario de Matemáticas y Aplicaciones de la Universidad de Zaragoza en colaboración del Ayuntamiento de Zaragoza, a través de Etopia Centro de Arte y Tecnología y la Casa de las Ciencias de Logroño. Os invitamos a visitarla y a disfrutar en ella, ya que, como dice el divulgador Marcus du Sautoy, "las matemáticas tienen belleza y romance. El mundo de las matemáticas no es un lugar aburrido en el que estar. Es un lugar extraordinario; merece la pena pasar el tiempo allí".

Pedro J. Miana Departamento de Matemáticas, IUMA, Facultad de Ciencias, Universidad de Zaragoza

-Ir al suplemento Tercer Milenio

Apúntate y recibe cada semana en tu correo la newsletter de ciencia

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión