Sociedad
Suscríbete por 1€

Cita de caniches ‘influencers’ en Zaragoza: 17 perros con 50.000 seguidores en redes

Se trata de una nueva edición de la Canichada que se celebró este fin de semana en el PetMarket de la capital aragonesa.

Canichada 2022
Canichada 2022
Camino Ivars

Para todos aquellos que dudasen de si existen los animales 'influencers', las protagonistas de este reportaje van a aclarárselo. Se trata de Yolanda, Paula, Tania, Estefanía y Ainhoa, un grupo de maestras, enfermeras y dentistas llegadas de distintos puntos de España, pero con una pasión en común: sus caniches.

Fue precisamente eso lo que las llevó, gracias a sus perfiles en redes sociales, a conocerse hace tres años y poner en marcha sus famosas ‘Canichadas’, o lo que es lo mismo, una excusa para juntarse y seguir recorriendo ciudades juntas. “Lo que empezó en las redes sociales pronto ha ido mucho más allá y ahora somos amigas. Nos sentimos como una familia”, relata Yolanda Perales, zaragozana que lleva sobre sus rodillas a Lua (@LosmundosdeLua).

En su caso, empezó “un poco por casualidad, quería tener un motivo para hacerle fotos chulas, tener un bonito recuerdo y poder compartirlas. A la gente le encanta”, relata esta mañica que tiene casi 4.000 seguidores en Instagram. “Yo no tengo una cuenta personal, solo la de Lua”, reconoce. Este año, el Pet Market era la excusa perfecta para volver a Zaragoza. “Ya hicimos una canichada anterior aquí en julio de 2020, nos reunimos más de 40 perros de toda España. Este año somos 17”, relata.

Caniches 'influencers', con sus dueñas
Caniches 'influencers', con sus dueñas
Delavara Fotografía

¿Un reto? Alojarse con sus compañeros perrunos en una ciudad que, en su opinión, suspende en esto del ‘PetFriendly’. “Aragón es una de las pocas comunidades que no admite mascotas en bares y restaurantes”, señala Paula López, de Gijón, y acompañada de Trufa (@soytrufita). En su caso suma 12.000 seguidores en la red. “Nos alojamos en el Hotel El Cisne, en la carretera Madrid. La verdad es que sin ellos no estaríamos todas aquí”, afirma.

En su caso, comenzó en esto de las redes sociales de Trufa como un hobby. “Al principio lo haces por hacer, y de repente te abre un mundo de gente con la que aprendes un montón de cosas y que comparte tu misma pasión por sus compañeros animales”, asegura. Además, muchas de ellas cuentan con patrocinios y colaboraciones de marcas del sector que les mandan producto a cambio de dar a conocer lo que hacen: “Es cierto que al principio la gente flipa un poco, pero luego ven que te hace feliz, y lo entienden”.

En la cita también se encuentran Estefanía Zamorano con su inseparable Turrón (@turron_de_chocolate_negro) llegados desde Burgos y Ana Garrido con Yara (@yara_caniche), llegadas desde La Rioja. En su caso cuentan con más de 7.500 seguidores cada una. “Empezamos haciendo un grupo por Instagram para contarnos tonterías. La pandemia lo cambió todo y ahora creo que hablamos todos los días”, relatan.

También desde Madrid, Ainhoa Calvo ha llegado muy bien acompañada de sus tres caniches: Leya, Sugos y Hada (@leya.sugus.hada_canichetoy), en cuya cuenta de Instagram supera los 6.000 seguidores. “En mi caso comencé contando el embarazo de Leya. Para mi sorpresa, la gente mostró un gran interés por todo el proceso y les ayudaba a resolver dudas, consultas típicas que surgen durante estos momentos… Empezó como un diario y se acabó convirtiendo en esto”, explica, mirando al resto de compañeras.

Una familia con sus caniches
Una familia con sus caniches
Camino Ivars

Todo queda en casa

Desde Burgos, y con más de 11.000 seguidores, llegaba Tania Suárez con Pippa (@Pippa_princesss) y toda su familia, ya que, en su caso, la joven ha logrado involucrar en su pasión por el mundo animal a su pareja, John S., pero también sus padres, Blanca Pérez y Eduardo Suárez, e incluso a su abuela, Pilar Blasco. “He venido aquí por mi nieta, por los perros, que también son de la familia, y por venir a Zaragoza, pues mi padre era de aquí”, reconoce.

En el caso de sus padres, Blanca admite que hasta la llegada de Pippa no sentía ninguna atracción por los animales. “Luego se quedó embarazada, y los tres cachorros - MiniNina , Blas ladro y Milose- quedaron en casa. Ahora estamos todos juntos en esto”, afirma. Y es que lo que empezó como un juego, hoy se ha convertido hasta en una alternativa laboral pues hoy han lanzado la marca PippasFam, con “una serie de complementos para peluditos en piel. De momento hemos comenzado con collares personalizados y correas de cuero (genuine leather)”, destaca.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión