Sociedad
Suscríbete por 1€

Nicky Zimmerman: "La covid nos obligó a trabajar más duro para dar una vía de escape a las mujeres"

Zimmerman, la marca de moda australiana más potente, aterriza en España para disputar la primacía al lujo europeo con sus vestidos románticos.

Nicky, a la izquierda, es la directora creativa de la firma de moda australiana Zimmerman.
Nicky, a la izquierda, es la directora creativa de la firma de moda australiana Zimmerman.
Vocento

Las hermanas australianas Nicky y Simone Zimmerman empezaron diseñando modelos en el garaje de su madre. La primera ejerce de directora creativa y la segunda como jefa de finanzas de una firma fundada en 1991 que disputa la primacía a los grandes conglomerados del lujo europeo. El ‘efecto Kate Middleton’ ha disparado la popularidad y ventas de una marca que triunfa con vestidos románticos en tonos pastel y sembrados de flores. Cuentan con 55 tiendas en todo el mundo, incluidas las dos últimas, abiertas en Madrid y Marbella.

-Después de 30 años, aterrizan en España. ¿Por qué ahora?

-Muchas mujeres de España compraban en nuestras tiendas de todo el mundo. Los locales de Madrid y Puerto Banús han tardado varios años en gestarse y verlos por fin abiertos es una sensación maravillosa.

-¿Qué supone trabajar codo con codo con su hermana, Simone?

-Como diseñadora tengo libertad para hacer lo que necesito y Simone puede centrarse en hacer que las cosas sucedan: ella es la pragmática. Ha creado un entorno que me permite centrarme en la creación y librarme de distracciones. Trabajamos tan bien juntas porque compartimos los mismos valores. Somos optimistas por naturaleza y nos preocupamos por las mismas cosas.

-¿Qué significa vestir a celebridades como las modelos Kendall Jenner, Gigi y Bella Hadid, Margot Robbie, Beyoncé, Naomi Watts o Kate Middleton?

-Es increíble y realmente humilde saber que hay mujeres que sienten tanta pasión por las cosas que creamos. Me emociona escuchar las historias de amigas y clientas explicando por qué eligen nuestra ropa para una ocasión especial, como una boda, un cumpleaños o una fiesta. Sabíamos que Kate había pedido unos vestidos, pero no que llevaría uno. Todo fue muy secreto.

El éxito de Zimmerman tiene algo de casual. Amigos de sus padres le aconsejaron que no se dedicaran a la moda y que tampoco trabajasen en familia. «No les hicimos caso y nos fue bien», bromean. 

Tiendas exclusivas

-¿Cómo llegó a lugares tan exclusivos como los grandes almacenes estadounidenses Saks Fifth Avenue y Bloomingdale’s o los ingleses Harrods?

-Siempre hemos intentado ser fieles a nuestra estética. Nuestros socios nunca han intentado convertirnos en otra cosa. Desde el principio aceptaron y entendieron lo que hacíamos y les encantó nuestra autenticidad.

-¿El traje de baño es su prenda icónica y el pasaporte al éxito?

Siempre hemos intentado ser fieles a nuestra estética. Nuestros socios nunca han intentado convertirnos en otra cosa. Desde el principio aceptaron y entendieron lo que hacíamos y les encantó nuestra autenticidad.

Nicky, de hecho, considera que el traje de baño es la prenda más difícil de diseñar porque cuando «llevas uno es lo más desnudo que vas a estar en público». 

-El optimismo impregna el ADN de Zimmerman.

-Haber crecido y vivido en Australia, esa actitud soleada, amante de la vida... Es el corazón de nuestra marca.

-¿Qué ambiciona con tiendas en los destinos vacacionales más exclusivos del mundo? Saint-Tropez, Miami, Capri...

-Queremos estar en los lugares donde viajan nuestras mujeres.

-¿Busca empoderarlas?

-Aspiramos a que se sientan bien y seguras con piezas bonitas y cómodas. Si Zimmerman empezó a vender sus prendas en un mercadillo de Sidney, ahora proyecta una mezcla de bohemia refinada y feminidad relajada y un optimismo único. Revela una pasión por el color y los estampados y una forma de vida. «Los australianos tendemos a ser mucho más relajados», subraya Nicky. Pasar de la playa a la comida con un traje de baño bajo un vestido bonito encaja en su filosofía. Estar alejadas de los grandes epicentros de la moda les ha ayudado también a definir una estética propia.

"Que se diviertan y distruten"

-¿Cómo ha influido la pandemia en sus diseños?

-Trabajamos para ofrecer una sensación de diversión y disfrute. Nos esforzamos por crear piezas con las que las mujeres conecten, queremos que se enamoren y se animen. La covid nos ha obligado a trabajar más duro para que las mujeres sean felices y facilitarles una pequeña vía de escape. Que disfruten de la vida. Cuando estalló la pandemia Nicky entró «en pánico», pero hizo caso a su marido, Chris Oliver, consejero delegado de la compañía, y Simone para continuar haciendo todo como siempre. Acertó al seguir su instinto y comprobar que sus seguidoras querían tirar «el chándal y la ropa de deporte por la ventana». Zimmerman tiene claro que «nunca» será una marca casual. «Hay que mantenerse fiel a lo que eres».

-En su última colección se ha inspirado en lo esotérico: amuletos, astrología y adivinación. ¿Confía su suerte al destino?

-Siempre he encontrado algo divertido e intrigante en la astrología y la idea de que nuestras personalidades están influenciadas por nuestros signos de nacimiento. Para mí, hay algo lúdico y desenfadado en todo ello, pero no me lo tomo demasiado en serio. Creo que el trabajo duro juega un papel importante en la suerte que se tiene.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión